Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter Compartir este artículo en Linkedin


14-09-2018

DISERTACIÓN EN POSADAS - VER VIDEO

Director de Poliarquía afirmó que hay peronistas no K que superan a Macri por más de 10 puntos en escenarios de ballotage

.


Eduardo Fidanza indicó que aumenta la cantidad de gente que desaprueba la gestión del Gobierno nacional y que estima que su situación empeorará. Dijo que la economía es el tema que más preocupa a los encuestados. Consideró que para lograr la reelección, Macri deberá recuperar la capacidad de generar expectativas positivas en sectores de la sociedad que están desencantados con su gestión. Advirtió que “muchos están mirando con cariño alguna opción opositora que no es cristina, sino una alternativa que surja del peronismo no kirchnerista.

 

El director de la consultora Poliarquía disertó en Posadas invitado por la Confederación Económica de Misiones (CEM) en una jornada de la que también participó el economista Carlos Melconian. Durante su presentación, Fidanza destacó que a partir de la corrida cambiaria se produjo un cambio abrupto en el escenario político que llevó al Gobierno nacional de una posición muy sólida que prácticamente garantizaba la reelección de Macri a una situación en la que incluso enfrenta problemas de gobernabilidad.

 

“Hasta fines de octubre todos los analistas políticos considerábamos que era muy probable la reelección de Macri porque la oposición estaba débil, porque la sociedad había demostrado que seguía el aguante y porque había expectativa. Pasamos a la crisis cambiaria y después a ese fantasma de Argentina cuando entra en problemas que es la gobernabilidad. Pasamos de la probable reelección a la difícil gobernabilidad”, resumió.

 

Consideró que la crisis puso a Macri ante un dilema muy difícil que tiene que ver con satisfacer al mismo tiempo los reclamos de ajuste de los mercados, a efectos de evitar un desmadre mayor en la economía, y a la gente que necesita tener expectativas de mejoría.

 

Indicó que durante sus dos primeros años de gestión, el Gobierno supo hablarle a la gente para generar esperanza de mejoría a pesar de que la actualidad no fuera la deseada. Pero advirtió que “en algún momento, por la situación crítica (el Gobierno) empezó a hablarle sólo a los mercados, creo que tiene que sintetizar. Al presidente le llega el momento de decir adónde va, si le habla sólo a los mercados y no le habla a la gente sus posibilidades de reelección disminuyen, pero si solo se ocupara de la gente y le diera la espalda a los mercados, el dólar podría acabar con sus proyectos”, dijo.

 

Vea la exposición completa de Fidanza en Posadas

 

Fidanza indicó que las encuestas que confecciona su consultora indican que el nivel de aprobación del Gobierno nacional pasó de 50 por ciento antes de abril a 33 por ciento en el último trabajo que todavía no está publicado, la percepción positiva de la situación del país pasó de 25 a 10 por ciento, en tanto que las expectativas optimistas respecto al futuro bajaron de 45 a 36 por ciento.

 

“Las cuestiones que más rechaza la gente son las últimas subas de tarifas, el acuerdo con el FMI y la suba del dólar. La preocupación más mencionada por los encuestados es la economía con 51 por ciento de menciones, bajó la inseguridad que hoy es 12 por ciento. Cuando la gente no está preocupada por la situación económica se dispara la preocupación por la inseguridad y a la inversa cuando estamos en crisis económica”, señaló.

 

Consideró que a la hora de analizar las encuestas son mucho más importantes las expectativas  a futuro que los análisis del presente. “El gran negocio de Cambiemos fue tener a los argentinos durante más de dos años confiando en que la economía iba a mejorar a pesar de no ser buena en el presente”, apuntó el consultor.

 

Para segmentar al universo del electorado, Fidanza recurrió a tres categorías: optimistas absolutos, optimistas realistas y pesimistas.

 

La primera categoría la ocupan aquellos que creen que el país está bien y que el año próximo estará mejor. “Es el núcleo duro de Macri, en nuestra encuesta son el 10 por ciento”, afirmó.

 

Consideró que el segmento clave para el proyecto de Cambiemos es el de los optimistas realistas, que son los que dicen que el país está mal pero va a estar mejor. “Hoy son el 27 por ciento. Son los que simpatizan con el Gobierno pero esperan una contraprestación. Simpatizan pero no están dispuestos a bancar cualquier cosa”.

 

Finalmente están los pesimistas, son los creen que la situación está mal y empeorará. Según los números de Poliarquía, este segmento acapara actualmente el 58 por ciento de la población, el 30 por ciento de los cuales son totalmente refractarios con el gobierno, no votaron a Cambiemos ni lo harían nunca y el restante 28 por ciento son desilusionados.

 

“Cuando el gobierno de Macri arrancó, los pesimistas eran el 22 por ciento, ahora son 58; los optimistas absolutos eran el 29, ahora el 10 por ciento y los optimistas realistas eran el 42 y ahora el 27 por ciento”, señaló.

 

En ese contexto, según Fidanza están creciendo candidatos de la oposición, especialmente los que se ubican en el peronismo no kirchnerista. “Muchos están mirando con cariño alguna opción opositora que no es Cristina, sino una alternativa que surja del peronismo no K. En algunos escenarios, aparecen representantes del peronismo no kirchnerista ganando por más de 10 puntos en un eventual ballotage contra Macri”, aseguró.

Fuente: Misiones On Line


© 2008- 2018 - www.digitalsantotome.com.ar - Santo Tomé - Corrientes - Argentina

Contacto: digitalsantotome@gmail.com

Desarrollado Por Pipet Sistemas