Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter Compartir este artículo en Linkedin


10-06-2019

POR AV. SAN MARTÍN CASI CENTENO

La Asociación Cooperadora del Hospital del Hospital “San Juan Bautista” inauguró el predio donde funcionará su sede propia

SANTO TOME.  El sábado por la tarde, se llevó a cabo la inauguración de la sede social propia de la  prestigiosa entidad santotomeña, la Asociación Cooperadora del Hospital “San Juan Bautista”.  Estuvieron presentes actuales integrantes y ex integrantes de dicha asociación, autoridades del hospital local, de distintas instituciones y organismos, y público en general. Su actual presidente, Rosa Beatriz Delgado en su discurso hizo una evolución de cómo fueron el transcurrir de los años hasta el día de la fecha.


imagen1imagen2imagen3imagen4imagen5imagen6imagen7imagen8imagen9imagen10imagen11imagen12imagen13imagen14

DISCURSO COMPLETO DE ROSA BEATRIZ DELGADO.

SEÑORAS Y SEÑORES

 En los primeros años del restablecimiento de nuestro pueblo en la Antigua Reducción Jesuítica, los problemas de salud eran atendidos por idóneos de farmacia o personas que tenían algunos conocimientos de primeros auxilios, sin olvidar  a los curanderos  y manosantas que ayudaban al prójimo con venceduras y té de hierbas de la zona.

Promediando la década de 1888 un grupo de señoras de la Sociedad Santotomeña  se reúnen para formar una Comisión que pudiera solucionar en parte los problemas de salud.

Después de varias tratativas e intentos fundaron la Sociedad de Beneficencia, piedra fundamental para la futura organización y puesta en marcha de un Hospital de Caridad y el 8 de junio de 1888 queda constituida dicha sociedad, siendo su primera Presidente la Sra. Martina de García y los Consejeros Dres Alfredo Tressens y Patricio Bertrán en la parte de Medicina y el Escribano Hernán Benítez en  lo concerniente a  lo administrativo y contable.

El 22 de junio de 1888 se funda el Hospital local. Desde sus comienzos y hasta el año 1945 estuvo administrado por la Sociedad de Beneficencia.  La atención médica se realizaba en domicilios particulares o en casas que fueron cedidas  sin cargo a la Beneficencia.

Entre los años 1898 y 1902 se realizaron numerosas reuniones para concretar la construcción del Hospital.

Don Paulino  José Centeno donó dos lotes que ya estaban ocupados en la zona más alta del pueblo y su hermano Miguel Centeno  donó materiales y dinero en efectivo. El resto se logró con donaciones de familias y un subsidio de la Nación. Los trabajos se realizaron entre 1902 y 1903.

Aproximadamente en 1918 don Miguel José Centeno donó la construcción de un Pabellón de Infecciosos, que hoy se refacciona para el servicio de Kinesiología y Bedelía de la Facultad de Medicina “Héctor Barceló, próximo a inaugurar.

Entre los años 1948 y 1952 se construyó el sector nuevo de dos plantas  durante el Gobierno del General Perón y  hacia 1971 los propietarios de Estancia Bertrán donan para la construcción del Pabellón de Pediatría, que unió las primitivas salas  con el sector más nuevo. Hoy se está refaccionando y la mano de obra está a cargo de esta Cooperadora.

Luego llegan los quirófanos, los consultorios externos, la Administración y la Terapia Intensiva.  En la actualidad contamos con el tercer quirófano, cuya mano de obra y equipamiento estuvo a cargo de la  Cooperadora con una inversión oportuna de $......

La Terapia intensiva que se construyó y equipó gracias al aporte que hiciera el Ingeniero Julio César Storti, contó con el asesoramiento y  colaboración del Ingeniero Carlos Pont Vergés, Agustinho Tonelotto y Diego Bruno

El aporte de nuestro pueblo fue incondicional, al igual que hoy, que lo hace a través de los socios y las donaciones que permanentemente estamos recibiendo, lo que nos permite volcar en refacciones, aparatología para mejorar la calidad de los servicios.

La Sra. Adelfa Fernández Dos Santos donó  una importante suma de dinero que permitió adquirir un aparato de Rayos X portátil y una estufa seca para el servicio de esterilización. Al fallecer testó a favor de la Cooperadora donando todos sus animales vacunos lo que permitió llevar a cabo de la obra de Terapia Intensiva.

No debo dejar de mencionar el Director  de entonces, Dr. Bernardo Schneider y a la Presidente de la Cooperadora doña Nidia Silvano de Foderé, al Asesor legal Dr. Antonio José Badaracco quienes trabajaron y realizaron las gestiones ante el Ministerio de Salud para que se aprobara el tan anhelado proyecto.

El Primer Médico terapista fue el Dr.  Roberto Miguel, hoy miembro del Cuerpo  directivo del Hospital.

Entre los años 1945 y 1951 la Sociedad de Beneficencia ha sido clausurada durante el  Gobierno  de Perón y el Hospital entro en decadencia porque no existía una comisión que solventara los gastos del nosocomio y se vio la necesidad de buscar apoyo y ayuda  popular formándose así la Sociedad Cooperadora que en sus comienzos se reunía en el Salón del Cine, de la Municipalidad, en el Club Social  los que cedían sus instalaciones para tal fin.

El 22 de julio de 1956 quedó constituida la Sociedad Cooperadora del Hospital “San Juan Bautista” siendo su primera presidente doña Elisa Gauna de Amuedo. Desde sus comienzos y con el mismo criterio continuamos con esta noble  esforzada tarea en bien de nuestra población y localidades vecinas, que en forma altruista trabajamos para nuestros semejantes en un clima de respeto, en armonía, comprensión mutua compartiendo inquietudes y buscando mejorar cada día la calidad de los servicios del Hospital.

En los años l968 se aprobaron los Estatutos Sociales de la Cooperadora y se le concedió personería jurídica por Decreto Provincial, siendo el Gobernador de la Provincia el Brigadier Hugo A. Garay el Ministro de Gobierno y Justicia el  Comodoro Carlos Adolfo Soto, hijo de Santo Tomé.

Para recabar fondos la Cooperadora fijó fechas imborrables en nuestra memoria: el 21 de septiembre DIA DEL KILO. Las damas de la Cooperadora se distribuían por las calles de Santo Tomé visitando las casas de familias y comercios y todos contribuían con alimentos  y artículos no perecederos para preparar la alimentación de los enfermos y enfrentar la limpieza del hospital.

Cómo no recordar a la Sra. Lucía Batalla de Durruty saliendo de su casa frente a la actual Plazoleta Belgrano acompañada por uno de sus asistentes llevando una carretilla para llenarla de arroz, fideos, azúcar , etc.   La señorita ta Dora Souza, a la Sra. Otilia Maciel de Batalla, Doña Tota, a la Sra. Alicia López de Ordenavía, a la Sra. Maruja Subizar de Argilaga, a la Sra.  Maruja Soto de Fernández Sáenz, Sra. Nidia Silvano de Foderé, Sra. Hebe Cortés de Debat, Dra. María del Carmen da Silva de Itoiz, a la Sra. Nelly Negri de De Francesco, Sra.  Elena Storti de Argilaga, Sra. Elena Martínez de Falero y otras tantas.

Cómo no mencionar a la Sra. Elida Rocha de Pando confeccionando con sus alumnos,  ropas para bebés que se entregaba en el servicio de Maternidad.

También destacar la labor de los alumnos del Colegio Siglo XXI quienes año a año realizan colecta y donaciones  que  cubren necesidades sobre todo en Neonatología.

El Sr. Miguel Gerardo Martínez, santotomeño residente en Corrientes actualmente  nos envía piezas de telas de algodón para confeccionar prendas, que se realizan en el    Colegio Irupé consistentes en batas, camisones, ropas de bebés, niños, etc.  Las que son distribuidas entre los más necesitados  internados en el Hospital y muchas veces  cruzamos al Hogar de Ancianos y hacemos lo propio con   los abuelos internados.

El día 27 de agosto, fue   día del remate ganadero en la Sociedad Rural  y aún se continúa con esa tradición y  en la que  Ganaderos de nuestra zona donan animales vacunos para ser rematados, cuya recaudación se vuelca en obras de infraestructura, aparatología e insumos hospitalarios.  Esta era y lo sigue siendo la entrada principal de dinero a la Cooperadora.  Hoy se lleva a cabo los remates  organizados por el Ministerio de la Producción de la Provincia, en fechas establecidas por  el mismo y la Cooperadora recibe animales para ser rematados. No debo dejar de mencionar al Sr. Héctor Ascué y a su hijo Catriel  que colaboran de manera incondicional  a través, principalmente del remate a la americana.

También  se realizaban carreras cuadreras y mi  abuelo José Téofilo Martelotte recaudaba las apuestas  en beneficio de la Cooperadora.

El Dr. Felipe Navajas organizaba veladas, obras de teatro para recaudar fondos para solventar gastos del Hospital.

Las ferias de platos en las fechas patrias y el 27 de agosto todo el pueblo colaboraba con las damas Cooperadora frente a la Iglesia Catedral.

27 de agosto, DIA DE LA FLOR,   cuando las Señoritas de nuestra ciudad ofrecían ramitos de flores sobre todo violetas que habían en todos los jardines de nuestras abuelas, entre las que se encontraban  Marina y Flor Artigas, Malena Ohárriz y otras tantas que se me olvidan  y así recaudaban algún dinero para la Cooperadora.

La Familia Fernández Dos Santos se destacó por su apoyo al Hospital  por cuanto sus padres, hace muchos años, donaron una propiedad importante en el casco céntrico que hoy nos permite  inaugurar, este Edificio Mariana Borges de Fernández Dos Santos y en el que se encuentra nuestra sede propia,. Por idea de la Dra. Amelia Badaracco, nuestra Asesora Legal   hicimos refacciones en la vieja casona, dividiendo en locales comerciales y por iniciativa de la Sra. Delia Alvez se eligió este local para  colocar nuestra sede de reuniones, para  adornarla con  fotografía, álbumes y testimonios que fuimos  encontrando, que se constituyen en la memoria  de la Sociedad de Beneficencia y de nuestra Cooperadora. Lo mismo ocurre  con el otro inmueble donde recién descubrimos la placa, en el Edificio  Vicente Leopardi” , quien, después de muchos años de fallecido, se encontró un testamento  en el que legaba sus bienes al Hospital San Juan Bautista.

En el año 1945, siendo Presidente de la Sociedad de Beneficencia la Sra. Enriqueta Ambrosetti de Soto, hizo todo lo posible para obtener un local para la Sede Social de la misma.

Cuántos años han pasado. En 2018 esta Cooperadora que presido, ha hecho gestiones para la obtención de los títulos de propiedad. Para solventar los gastos, sobre todo los honorarios de los profesionales, solicitamos la colaboración del Sr. Intendente Mariano Garay y el Municipio se hizo cargo del 50 % de la deuda y hoy todos los locales  refaccionados están a nombre de la Cooperadora y alquilados, obteniendo de ellos una buena renta mensual, que nos permiten también atender las necesidades  urgentes y prioritarias de nuestro querido hospital

No debo dejar de mencionar a las Hermanas de la Congregación  “Hijas del Sagrado Corazón  de Jesús” quienes llegaron a esta ciudad y por cincuenta años cumplieron una abnegada tarea en distintos sectores del Hospital, en el quirófano, ropero, cocina, jardines, lavadero etc, algunas de las cuales recordamos como hermana  Carmela  , Agustina, Celina, etc.  , poniendo todo para ordenar el Hospital.   En épocas del   Director el Dr. Astrada, las Hermanas recibieron la orden  de regresar a Brasil, pero en 1955 siendo director el Dr. Jaime Mazza se iniciaron gestiones  para que ellas permanezcan en esta ciudad. Se construye entonces la edificación de la Clausura y la Capilla. Esas hermanas también colaboraron con su accionar con la Cooperadora y dejaron una  huella imborrable en el hospital y en los corazones de la comunidad santotomeña.

Luego vinieron las Hermanas de la Congregación Carmelitas descalzas de México y hoy están las Hermanas Terciarias Misioneras. La Madre Superiora Herminia Stgang siempre asistió a nuestras reuniones, teniendo una participación muy activa en la Cooperadora. Hoy la Madre Superiora Bernardita realiza innumerables tareas religiosas. Quiero poner en conocimiento de los presentes,  que la Cooperadora tiene a su cargo actualmente  todos los gastos ocasionados por la   estadía en el Hospital de estas hermanas   Hemos asimismo realizado mejoras en la Clausura en el período  2018 y hoy se continúa con el cambio de cañerías, arreglos de la capilla, etc.

El Hospital hoy, Hospital Escuela, permite hacer las prácticas de algunas asignaturas de la facultad de Medicina Barceló, Institución que realiza aportes en el mismo.

La labor de la Cooperadora fue reconocida y premiada permanentemente y en numerosas oportunidades  a lo largo de todas las gestiones de la misma.

Sería bueno que estos recuerdos quedasen  como testimonio de una larga etapa de esta ciudad, y del desinterés de sus habitantes para realizar tareas solidarias. Insto a la juventud para que, mirando en este espejo, continúen  con las obras y tengas como ejemplo y guía el trabajo realizado, sin bajar los brazos, para acrecentar el prestigio de la Cooperadora  y del Hospital San Juan Bautista.

 POR TODO ELLO  DEJO FORMALMENTE INAUGURADA ESTA SEDE.

 

 


© 2008- 2019 - www.digitalsantotome.com.ar - Santo Tomé - Corrientes - Argentina

Contacto: digitalsantotome@gmail.com

Desarrollado Por Pipet Sistemas