Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter Compartir este artículo en Linkedin


03-09-2019

ENTREVISTA: RAUL SESSA, PTE. ASOCIACION DE INDUSTRIALES MADEREROS

Admiten que hay cierta incertidumbre en el sector maderero a raíz del contexto económico e institucional actual de la Argentina

SANTO TOME. El presidente de la Asociación de Industriales de la Madera y Afines de Santo Tomé, el empresario Raúl Sessa, se explayó acerca de cómo viene funcionando el sector, teniendo en cuenta algunos factores, principalmente el económico ante la situación institucional que se planteó después de las elecciones PASO. También se refirió al proyecto Kuera que está previsto su concreción en esta ciudad con la construcción de una usina de biomasa. El mercado interno y las exportaciones, otro de los temas abordados. Para conseguir nuevos mercados en el exterior, dejó entrever que es necesario avanzar en algunas reformas, entre ellas la laboral.


Semanas atrás, el empresario había manifestado que había buenas expectativas para el sector, principalmente por el tema de la apertura de las importaciones, pero ahora, trazó otro panorama no tan alentador al advertir que EEUU limita las importaciones cuando se va acercando fin de año y eso afecta de alguna manera al sector.

“Los aserraderos de Santo Tomé todavía siguen trabajando bien, en lo local en un 70 u 80 por ciento, y en lo que refiere a exportación, si bien tiene sus problemas por el vaivén del dólar, con la suba de esta moneda nos beneficiamos de alguna manera, y aunque ahora esta un poco quieto, sabemos que no es por problemas nuestros sino por problemas externos, es decir, EEUU limitó un poco la compra y eso nos esta afectando, pero podemos decir todavía que estamos bien”, informó.

Asimismo, Sessa aclaró que el sector maderero local aun esta “practicando” en esto de las exportaciones, al señalar: “Para nosotros es algo nuevo la exportación, empezamos hace un año y medio y ahora recién estamos viendo todos los problemas que tiene, como por ejemplo, que hay una temporada donde EEUU limita la compra y que es cuando se va acercando fin de año, y se debe a que ellos hacen el cierre en diciembre para pagar ganancias, y la pagan sobre el stock que tienen de mercadería, entonces van limitando las compras para llegar a fin de año con poca mercadería”, explicó.

En cuanto a cómo afecta al sector la situación institucional que se esta dando en Argentina señaló: “Afecta los planes del sector porque no sabemos cómo organizarnos a futuro. Si gana Macri sabemos cómo viene la cosa, pero si gana la fórmula Fernández- Fernández aún no sabemos cuál es la idea que tiene con respecto al sector, es decir, no sabemos si vamos a poder seguir exportando o no, y en base a eso no podemos hacer inversiones o ajustar el trabajo porque no tenemos las herramientas. Se puede decir que hay una incertidumbre en este aspecto, y hasta ahora estamos trabajando y manteniendo lo que tenemos, pero no podemos hacer planes a futuro, no podemos crecer”, advirtió.

Consultado sobre el sector maderero en la zona, teniendo en cuenta que hace poco hubo una reunión de la Asociación Civil del Plan Estratégico Foresto Industrial de Corrientes (APEFIC), sostuvo: “APEFIC trabaja para mejorar todo lo que esta relacionado con la foresto-industria, pero no toma decisiones, simplemente colabora en la gestión. Los planes están todos quietos esperando a ver qué pasa, y lamentablemente se enfriará durante tres o cuatro meses toda la inversión o lo que uno puede hacer hasta ver cuáles son los resultados de las elecciones”.

En relación al mercado interno expresó: “El mercado interno se estaba empezando a levantar y estábamos entrando en la normalidad que es un 70 u 80 por ciento, pero es probable que con todo este movimiento político por ahí caiga un poco, pero creo que se va a mantener”, afirmó.

Más allá de esto, dijo ser optimista, y aseguró que el mercado interno va a crecer. “A medida que crezca la exportación van a ser más los que exportan y menos la carga en el mercado interno, lo que nos brindará un mejor panorama”, indicó.

También brindó su opinión respecto a los precios. “Por suerte los vendedores de rollos más grandes como Bosque del Plata y Huagro dentro de todo son conscientes y, si bien aumentaron los precios, mantienen una relación acorde con la inflación; podemos decir que la madera es uno de los rubros que menos aumentos tuvo”.  

Dicho esto, reconoció que el costo de los insumos y herramientas aumento bastante, en comparación con la materia prima. “Creemos que el aumento se debe a que son cosas que se manejan en dólares”, dijo.

Por otra parte, abordó la cuestión de la cadena de pagos. “Han venido algunos cheques de vuelta, pero por suerte no influye mucho en la actividad”, señaló.

Consultado como se encuentra el sector a nivel provincial explicó que cada uno tiene sus particularidades de acuerdo a la zona. “Lo que pasa es que hay de todo, y hay que ver cómo se encaran las cosas. Santo Tomé es un grupo distinto que trabaja en equipo, y los nueve aserraderos que estamos tratamos de manejarnos siempre en grupo y de buscarle la solución a las cosas, por ejemplo, cuando vimos que se caía la industria nacional nosotros nos tiramos a la exportación, pero en otras partes no reaccionan de la misma manera; asimismo, hay que ver puntualmente cada caso, pero nuestro grupo ha sabido acomodarse a la situación. Hay algunos que prefieren quejarse de la situación; nuestra idea en santo Tomé es ir buscándole la solución a las cosas”, resaltó.

En cuanto a lo que dejó la visita del gobernador Gustavo Valdés y del Ministro de la Producción Jorge Vara a Santo Tomé, donde hacían hincapié en un proyecto foresto industrial para la zona de Ituzaingó, Virasoro, y Santo Tomé; y la vigencia del Proyecto de la Planta de Energía a base de Biomasa de la empresa Kuera S.A. sobre el cual habría interés de inversores chinos, dijo: “es interesante, y el proyecto aún esta dentro de los plazos; lamentablemente les tocó una época bastante complicada a la empresa Kuera porque depende de capitales que tienen que venir de afuera y sabemos que la confianza últimamente no es la ideal, pero está la idea del gobernador Valdés de llevarlo adelante como sea, y ahora están estos inversores chinos que están bastante interesados, por lo que tenemos esperanza de que se pueda avanzar al respecto”, añadió

También admitió que hay otros empresarios chinos que están viniendo a Santo Tomé en busca de otros mercados como ser la compra de madera de segunda, y la resina de pino: “El problema de la exportación en general es la competencia, este es un mercado totalmente nuevo, y estamos compitiendo con países no con comerciantes; y hay que competir con Brasil, con Chile, y ahí entran en juego otros factores que no lo podemos manejar ni nosotros, ni la provincia, que tiene que ver con la necesidad de la reforma laboral, el costo laboral, el costo impositivo, el costo de logística, el costo aduanero; todo eso es un paquete que es muy difícil de manejar, pero sobre el cual hay que trabajar”.

“Lo que pasa con los chinos es que ellos tienen un mercado muy difícil; y ellos lo que quieren es aprovechar su mano de obra laboral, entonces le apuntan, por ejemplo, a los rollos crudos, que se llevan y elaboran todo allá. Si bien es conveniente para los que forestan, no es tan conveniente para la provincia porque nos quita mano de obra. Asimismo, nosotros no podemos consumir toda la madera que se produce y necesitamos que los forestadores puedan ubicar algo de la producción en otro mercado; lo ideal sería trabajar para que nosotros podamos consumir toda la madera, pero por lo pronto no se puede”, concluyó.

 

 


© 2008- 2019 - www.digitalsantotome.com.ar - Santo Tomé - Corrientes - Argentina

Contacto: digitalsantotome@gmail.com

Desarrollado Por Pipet Sistemas