Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter Compartir este artículo en Linkedin


19-10-2019

ALVEAR ¿DONDE MANDA EL MAS FUERTE?

Denuncian que personal municipal y efectivos de la Comisaria de Alvear desalojaron sin orden judicial y a los golpes a un matrimonio de una vivienda

SANTO TOME. Juan Carlos Aguilera (23), es un vecino oriundo de la localidad de Alvear que radicó una denuncia en la Fiscalía de Instrucción de Santo Tomé luego de que fuera desalojado junto a su mujer embarazada, y un hijo de 11 meses. de una casa que anteriormente había estado deshabitada. Producto de este hecho que involucra a personal municipal de Alvear, a un supuesto propietario de apellido Nazer, a un ciudadano de apellido Romero y a efectivos de la Policía de la Provincia; su señora perdió el embarazo que estaba en su sexto mes producto de los golpes sufridos, y no podrá volver a tener hijos, luego de haber estado internada grave en el Hospital de Santo Tomé. De acuerdo al relato del denunciante, hubo una clara convivencia entre la Policía y la Municipalidad.


imagen1

Luego de formalizar la denuncia en la Fiscalía de Instrucción a cargo del doctor Facundo Cabral, Aguilera hizo un pormenorizado relato de lo que él dice haber vivido recientemente junto a su esposa y su hijo de 11 meses. “Hace más o menos 10 días atrás, hemos ingresado a una casa que estaba desalojada, donde no vivía nadie desde hace mucho tiempo porque su dueño ya falleció hace muchos años, y sabíamos de esto porque hicimos las averiguaciones al respecto. Habíamos tomado esta decisión debido a que no tenemos dónde vivir, y la situación económica hace que yo no consiga trabajo; y junto a mi señora con la que tenemos un hijo de 11 meses, llevamos al lugar lo poco que teníamos, algún colchón, un poco de ropas; y fuimos limpiando y acondicionando el lugar”, comentó inicialmente.

Aguilera sostuvo que ingresaron a la vivienda el día sábado pasado, y que el día domingo se presentó en el lugar un funcionario municipal a quien identificó como Ale Romero, preguntando acerca de quién les había dado autorización para ingresar a esa casa, y les advirtió que era una propiedad privada, ante lo cual Aguilera junto a su esposa le manifestaron que sabían del historial de la vivienda, y que sabían que el dueño fallecido era de nacionalidad brasileña.

Ante esto, el empleado del municipio les habría amenazado diciendo que la propiedad tenía dueño, y que si “no salían por las buenas ibas a ser sacados por las malas”.

“Yo le manifesté que no teníamos a donde ir, e inmediatamente la persona del municipio se retiró del lugar; pero el lunes por la mañana llegó un grupo de empleados municipales a querer destechar la casa, por lo que le pedimos que no lo hagan porque realmente no teníamos donde vivir, que teníamos un hijo muy pequeño, y que no teníamos ni para comer. Tipo las 03:00 de la tarde apareció la Policía y nos dijeron que ya sabíamos porque ellos estaban ahí, y que si no salíamos por las buenas íbamos a tener que salir por las malas” puntualizó Aguilera.

Cabe destacar que, de acuerdo a lo informado por Aguilera, el efectivo policial se habría presentado como Comisario, pero en ningún momento se habría identificado, y habría estado acompañado por tres efectivos policiales más.

“Nosotros le manifestamos lo mismo que ha Romero, que no teníamos dónde vivir, y que si realmente tenía dueño la casa, que nos mostraran los papeles, ante lo cual el comisario me dijo que no me iba a mostrar ningún papel, y que lo único que podíamos hacer era irnos de ese lugar porque iban a ser graves las cosas si no salíamos por la buenas de ahí” agregó.  

“El día martes volvió la gente de la municipalidad con una retroexcavadora, un tractor, y un camión, y nos informan que iban a tirar abajo la casa, y que se iban a llevar el techo, que salgamos de ahí. Los acompañaban alrededor de diez efectivos de la Policía, entre ellos el comisario que nos había amenazado el día anterior, pero en ningún momento actuaron, solo miraban lo que ocurría. Nosotros nos negamos a salir, nos metimos dentro de la vivienda, y ellos se fueron. A la tarde viene un empleado particular de Ale Romero, sugiriéndonos que vayamos a la otra cuadra a hablar con el patrón de él (Ale Romero), quien nos quería alquilar la casa, al salir a mirar, vimos que estaba el camión, el tractor, y la retroexcavadora, por lo que nos volvimos a negar a salir”, relató.

Luego prosiguió: “El día miércoles volvió la Policía a amenazarnos diciéndonos que nos vayamos porque iba a haber graves problemas y que, si algo pasaba, ellos no iban a actuar”.

“El día jueves, aún estábamos durmiendo cuando tipo 07:00 de la mañana sentimos un ruido, y al salir vimos que el personal municipal junto a una persona que decía ser el dueño (Gustavo Raúl Nazer) estaba tumbando todo el cerco de la casa. Mi señora trató de impedir que ingresen, pero no pudo detenerlos y lograron entrar”.

“Con mi señora le explicamos que no podíamos salir porque teníamos un hijo chico y no teníamos donde ir, ante lo cual nos dijeron que nos teníamos que ir o que prendería fuego todo, inclusive si seguíamos dentro, y que no les importaba si moríamos o no. Mi señora, que a la vez estaba embarazada de seis meses, les pidió que entonces nos den otro lugar para vivir, pero no querían negociar nada; mi mujer se para delante de Nazar para que no entre a la casa, y él le toma del brazo, lo empuja y le hace pasar con muro y todo para el otro lado golpeando su panza; luego de eso nos desalojaron”.

“Nos echaron del lugar, le pegaron a mí mujer, mientras a mí me tenían agarrado otras personas que no sé si eran de la Policía porque estaban de civil, pero por la manera de actuar creo que eran de la fuerza, y porque me advirtieron que no diga ni haga nada porque el que iba a terminar preso iba a ser yo”, manifestó.

También identificó como la persona que más le pegó a su mujer a Gustavo Raúl Nazer, “ella cayo en varias oportunidades al suelo golpeando su panza. Posteriormente echaron abajo toda la casa, y nosotros nos fuimos a hacerle una revisación médica a mi esposa porque le dolía muchísimo la panza como consecuencia de los golpes que recibió. Le habían pegado por la cara, por la pierna… les cagaron a palos”, subrayó.

También contó que luego a eso además de los dolores empezó a tener pérdidas, y el miércoles de la semana pasada fue internada en el Hospital de Santo Tomé porque perdió el embarazo debido a lo ocurrido.

Aguilera explicó que además de la golpiza que recibió, los nervios por el hecho de no tener dónde vivir y de estar en la calle junto a su hijo de 11 meses conspiró contra el embarazo de su mujer.

“Lamentablemente no consigo laburo, y perdimos nuestro hijo a quien enterramos recientemente, luego de que ella estuviera muy grave”, contó.

Consultado si tuvo la posibilidad de hablar con el intendente de Alvear al respecto, teniendo en cuenta que habría empleados municipales entre los que lo desalojaron, expresó: “Sí, nos mandó a llamar para decirnos que nos iba a dar un terreno, pero no nos dio nada. Dijo que él no sabía nada lo que estaba pasando, menos que los que habían golpeado a mi mujer eran gente del municipio. Yo creo que él sabía todo lo que estaba pasando”, sugirió.

“Por su parte el Comisario de Alvear nos manifestó que ellos no podían hacer nada porque no tenían orden del intendente, a pesar que vieron personalmente como le pegaba a mi mujer, y de sus gritos de pedido de ayuda. En ningún momento actuaron, al contrario, se reían”, aseguró.

De acuerdo a lo informado por Aguilera, la denuncia en la Fiscalía de Instrucción se realizó contra quien decía ser el dueño del inmueble Gustavo Raúl Nazer, contra el Municipio de Alvear, a Ale y Carlos Romero, y a la Policía de Corrientes.

Finalmente, pidió justicia por su hijo que no pudo nacer y por su mujer que no podrá volver a embarazarse. Nuestro hijo falleció producto de todo esto, mi señora perdió el útero y esta muy mal física y psicológicamente por haber perdido un hijo, y por saber que no va a poder tener más hijos, esta muy traumada por todo lo que le pasó”, concluyó.

 

 


© 2008- 2019 - www.digitalsantotome.com.ar - Santo Tomé - Corrientes - Argentina

Contacto: digitalsantotome@gmail.com

Desarrollado Por Pipet Sistemas