Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter Compartir este artículo en Linkedin


04-02-2020

DIJO LO QUE NADIE SE ANIMA A DECIR

Un comentario en las redes sociales anticipa el debate sobre cual es el carnaval que quieren los santotomeños

SANTO TOME. Fabricio Grillo es una persona que gusta mucho del carnaval santotomeño y que días atrás opinara en las redes sociales acerca de la no realización del carnaval 2020 en esta ciudad, y que tuvo mucha repercusión y adhesión a la vez, al advertir que la decisión de los dirigentes comparseros de suspender la fiesta de momo no fue lo suficientemente amplia, porque no se tuvo en cuenta al pueblo que colabora con las comparsas comprando lo que estas hacen para recaudar fondos, como tampoco al comercio, ni al turismo. “No llegaron a dimensionar lo que significa que no haya carnaval para la gente. Creo que se priorizó las diferencias internas, y se llevó a la mesa de negociación la rivalidad que solo debe existir dentro del corsodromo”, aseguró. Deslizó la idea que, si las comisiones no están capacitadas, deberían dar un paso al costado.


¿QUIEN MATO AL CARNAVAL? Un cartel colgado que llevaba un vecino en la noche del sábado último en Av. San Martín, motivó a que Grillo se decidiera a plantear públicamente las idas y vueltas que dejó al pueblo santotomeño sin la fiesta mas convocante.

Grillo, si bien vive en Buenos Aires visita permanentemente Santo Tomé y siempre participa del carnaval en comparsa Marabú y en Essacoma. Además, su hermana fue reina de Marabú en el año 2000 e integró esta comparsa por muchos años, por lo que se podría decir que tiene cierta autoridad para hablar del tema. En su comentario desparramó culpas para todos los gustos. Desde la clase política y funcionarios hasta los propios integrantes de las comisiones directivas de las comparsas.

Como es de público conocimiento, este año, por avatares de la parte organizativa, no salió la edición 2020 del Carnaval local, y dejó a la gente de Santo Tomé sin esta tradicional fiesta popular; mientras que, en el resto de la provincia, a pesar de la crisis económica se pudo realizar el carnaval, inclusive hasta en los pueblos más chicos.

PUNTO DE VISTA

En ese marco y a raíz de las amplias repercusiones que tuvieron en las redes sociales y en medios de comunicación su posteo, Grillo dijo que “sinceramente, no pensé que iba a tener tanta repercusión mi posteo, pero mucha gente ha comentado sobre el mismo, y otras me han escrito mensajes privados; la mayoría de ellas de acuerdo con mi postura; algunos hasta agregaron algún otro dato o su punto de vista, pero más allá de todo este tema, me alegra ver que hay mucha gente que ama del carnaval y quiere que esto no desaparezca”.

AUSENCIA QUE SE NOTA

“La verdad es que yo tengo una tristeza muy grande por esta ausencia de carnaval en Santo Tome este año. Yo soy integrante de la batería de Marabú desde el año 2015 y participo también en Essacoma porque me apasiona hacerlo y es un sentimiento que no es fácil de explicar, pero lo cierto es que disfruto mucho de lo que se transmite en el carnaval y la alegría de la gente” puntualizó.

“El carnaval es el momento donde el común de la gente deja de lado por un rato todos los problemas diarios que pueda tener, pero además el carnaval va más allá de esas cuatro noches de corso, porque es camaradería, amistad, trabajo, objetivos, porque los chicos que integran la batería, por ejemplo, ensayan para que suene bien y muchos dejan de lado otras cosas para cumplir con esto, y hasta participan todo el año en las actividades que las comparsas hacen para recaudar dinero. En definitiva, es un trabajo muy grande en torno al carnaval que solo quien trabaja y colabora con alguna comisión sabe de qué se trata”, sostuvo.

COLABORARON, PERO NO HAY CARNAVAL

A la vez, Fabricio dijo no ser su intención desmerecer para nada el trabajo de las diferentes comisiones, porque conoce el trabajo al ser un colaborador activo de comparsa Marabú.

“También me ha tocado colaborar con otras comparsas, adquiriendo algún bono o comprando pollos u empanadas, y lo hago con gusto porque sé lo que significa la ilusión del grupo de trabajo de cada comparsa de plasmar esa ganancia en el espectáculo; pero lamentablemente todo ese trabajo este año se vio empañado, porque no se puedo reflejar en el corsodromo. Yo hablo permanentemente con mucha gente y todos tienen esa sensación de que fueron estafados porque colaboraron comprando el bono, el bingo, el pollo o la empanada, y el carnaval no salió. Algunos lo expresan y otros no, pero todos están dolidos”, advirtió.

Cabe acotar que la gente que mayormente colabora con las comparsas es gente que gusta de esta fiesta popular, y mucha gente lo hace con esfuerzo, hasta limitándose otras cosas. Hay personas que compran remeras, banderas, gorras, que no son elementos que necesitan, pero lo hacen porque tienen sentido de pertenencia o por ser simpatizante de determinada comparsa, y se esfuerzan por colaborar.

¿DESICIONES APRESURADAS E INCONSULTAS?

En ese sentido el integrante de la batería de Marabú y Essacoma, expresó que “yo siento que en esta decisión que tomaron las comisiones de las comparsas no se tuvo en cuenta ese sentimiento del pueblo carnavalero; no llegaron a dimensionar lo que significa que no haya carnaval para la gente. Creo que se priorizó las diferencias internas entre las comparsas y es así porque se llevó a la mesa de negociación la rivalidad que solo debe existir dentro del corsodromo. En concreto, creo que la consulta no fue lo suficientemente amplia para tomar esta decisión tan importante de suspender el carnaval, es decir, si bien esto se decidió democráticamente en las comisiones de cada comparsa, en esos debates no se tuvo en cuenta lo que significa para la gente que el carnaval no salga, o por lo menos no se tuvo en cuenta de la forma que merecen los simpatizantes de cada comparsa que en definitiva son quienes las sostienen; no se analizó con profundidad cuales iban a ser las consecuencias de esta determinación”, aseguró.

GENERADOR DE RECURSOS

Luego añadió: “El carnaval va más allá de esas cuatro noches de corsos, y es un motor económico para mucha gente del pueblo porque genera fuente de trabajo así sea como un ingreso extra, como por ejemplo los artesanos que hacen los trajes, o los policías que hace las adicionales como un extra en sus sueldos, o los cantineros, los remiseros, o las personas que son contratadas por las comparsas, las costureras, etc. Además, tenemos el tema del turismo; hay gente de pueblos de alrededor que vienen a disfrutar del carnaval y santotomeños que viven en otras ciudades, que vienen en muchos casos exclusivamente para el carnaval que este año no vendrán porque sienten que hay un vació… es esta la gente en la que no se pensó a la hora de decidir no hacer el carnaval”, enfatizó. “No se dimensionó siquiera el impacto que esto tiene en el turismo, porque hay comercios: hoteles, restaurant, mercerías, ferreterías, etc., que dejaron de recibir ese ingreso extra que genera el carnaval; no se dimensionó esto ni desde las comisiones de las comparsas, ni desde el gobierno” enfatizó.

UN CARNAVAL MOTIVADOR

“Yo además tengo casos de personas cercanas que padecen problemas depresivos que, al escuchar que empiezan a sonar los tambores utilizan esto para participar, para formar parte de un grupo, para hacer amigos y sobrellevar sus problemas; porque más allá de lo que los detractores del carnaval piensen, el ambiente dentro del carnaval es muy sano, es un espacio donde prima el respeto, el compañerismo, el cumplir un objetivo, y se premia el esfuerzo, por eso insisto en que el carnaval no es solamente cuatro noches de desfile en el corsodromo; y por eso digo que suspender el carnaval no fue la mejor solución ante la crisis, y en esto involucro a todos los que son parte responsables, incluyéndome, y lamento como carnavalero no haber expresado mi opinión más efusivamente para ser escuchado con respecto a esta arbitraria determinación de suspender el carnaval, y creo que somos muchas las personas que cargamos con esa responsabilidad en este momento; porque es nuestro derecho que el carnaval salga y no lo hicimos valer”, subrayó.  

PUNTO DE PARTIDA PARA UN DEBATE SERIO ¿QUE CARNAVAL QUEREMOS?

Consultado si espera que esto empiece a generar un debate sano y serio al respecto, sostuvo: “Yo creo que el primer debate que tiene que darse es evaluar y analizar cuál es el carnaval que queremos; hay que hacer un modelo y elaborar una estrategia de trabajo para ello. Acá tenemos tres opciones principales para nuestro carnaval; la primera opción es hacer un carnaval popular a cargo de las comparsas con una entrada accesible para que todos puedan ir las cuatro noches y requiere de un trabajo organizacional importante de las comparsas y tiene algunas contras como ser la calidad de espectáculo que se va a brindar porque al no disponer de mayor flujo de fondos se va a ver perjudicada la calidad de los trajes, de los carros, o de los instrumentos, etc., pero más allá de esto, yo particularmente creo que va a ser una fiesta increíble porque vamos a tener el corsodromo lleno todas las noches y la gente va a disfrutar a pleno. La segunda opción es hacer un carnaval privatizado como hemos tenido últimamente donde una empresa compra el espectáculo y se hace cargo de la explotación y libera a las comparsas de la responsabilidad de la organización; pero como hemos podido apreciar también tiene sus contras porque tenemos la mitad de las noches el corsodromo vacío y las personas que no pueden acceder a la fiesta esperando a la salida para poder ver un poquito de carnaval; la tercera opción sería una mezcla de las dos, es decir, que las comparsas se comprometan a ofrecer un espectáculo de calidad con una entrada popular porque el carnaval le pertenece a la gente y debe ser accesible, pero en esta opción que parece la ideal es necesario sí o sí el apoyo del gobierno porque el desembolso de dinero que se necesita para que las comparsas salgan es importante y se necesita con bastante anticipación, dinero que después el municipio debe intentar recuperar, aunque sea en partes, con la venta de las entradas”, explicó.

SIN RUMBO DEFINIDO

Seguidamente agregó. “Yo creo que acá las comparsas no tenían muy en claro qué querían, que no tenían una estrategia definida por lo que primeramente hay que definir cuál es el modelo de carnaval que queremos o que quiere la gente, pero yo creo que es el municipio el que se tiene que ocupar de la organización, de la financiación, y del control hacia las comparsas que no es un caso menor más cuando se maneja dinero público. Creo que esta es la opción más válida porque y es lo que corresponde porque esta fiesta debe generar ingreso para todo el pueblo.

“Lamentablemente, las comisiones de las comparsas priorizan su gestión interna y no ven el objetivo que es hacer el carnaval para la gente”.

“Además, si miramos para afuera todos los carnavales de la zona están creciendo y nosotros somos los únicos que venidos cayendo, lo que es muy triste. Y los otros carnavales crecen porque trabajan todo el año, no a último momento como se hace acá”, manifestó.

¿COMISIONES SIN CAPACIDAD?

Luego ejemplificó: “Si estas construyendo tu casa, contratas un albañil, y el primer día de trabajo viene y te dice que no puede levantar una pared porque en el lugar hay un árbol, lo tenes que mandar a su casa, es decir, si no podes resolver eso no trabajes de albañil, y es lo que debería aplicarse en el caso de las comisiones, o sea, si no pueden resolver lo principal que es salir a desfilar, se tienen que ir a sus casas, y lo digo con el mayor de los respeto, pero si no pueden resolver lo mínimo, tienen que dar un paso al costado y dejar el lugar para quienes sí están dispuestos a realizar el carnaval en las condiciones que sea, porque la gente se merece tener su carnaval”, resaltó

Para finalizar aclaró que su intención no es criticar a nadie, sino simplemente aportar desde su humilde punto de vista, para que esta fiesta popular no muera, como decía el cartel del Sr. … que decía “Quién mató el Carnaval”, que fue la inspiración que tuvo para escribir lo que finalmente publicó en Facebook

 


© 2008- 2020 - www.digitalsantotome.com.ar - Santo Tomé - Corrientes - Argentina

Contacto: digitalsantotome@gmail.com

Desarrollado Por Pipet Sistemas