Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter Compartir este artículo en Linkedin


28-06-2020

SIN PELOS EN LA LENGUA

Habló Roque Ortega y puso “blanco sobre negro” sobre cómo es el funcionamiento de la Asociación “20 de Junio”

SANTO TOME. En relación a la reciente firma de un convenio con la municipalidad para el preparado de suelo, entrega de semillas, y asesoramiento técnico, el presidente de la Asociación de Pequeños Productores “20 de Junio” Roque Vicente Ortega no ocultó su expectativa, y dijo estar contento por poder trabajar con los otros sectores además de La Curtiembre (Los Bretes y Atalaya).  Dijo que siempre quisieron juntarse con los otros parajes y explicó cómo funciona la asociación que él preside donde existe una reglamentación a la que hay que adaptarse. Despejó algunas dudas que se generaron en torno al uso de las maquinarias.


“En realidad nosotros siempre, dentro de la Asociación “20 de Junio” quisimos juntarnos con los otros parajes; principalmente porque la municipalidad a nosotros siempre nos dio la mano, el municipio siempre nos esta ayudando de una u otra manera, ya sea a los que plantamos maíz, o a los que tienen una chacra para consumo propio” señaló Ortega.

“Lo que la gente que no esta asociada por ahí no entiende y por ahí cree que nosotros no nos queremos juntar, pero es que dentro de la asociación nosotros tenemos un manejo, existe una reglamentación que no nos permite, por ejemplo, hacer trabajos gratis. En la Asociación de Pequeños productores existe un estatuto, y tenemos socios que mensualmente aportan para poder hacer uso de los servicios con los que disponemos y, por lo tanto, yo no puedo hacerle un trabajo gratis a una persona de afuera, porque cuando el socio sepa que yo le estoy cobrando a él una cuota, y se ocupan las maquinarias de la asociación para hacerle un trabajo gratis a otra persona, la cosa se me va a complicar”, explicó.

Más allá de esto, Ortega dejó entrever que, con la firma de este convenio la asociación puede abrir un poco más la jugada y llegar hasta otros productores y familias de las chacras que no están nucleados en la Asociación.

AHORA LA COSA CAMBIA

“Con este aporte de la municipalidad la cosa cambia, porque el municipio se va a hacer cargo del tractorista, del combustible, y de los arreglos de la maquinaria cuando se descomponga; y entonces sí podemos llegar a más gente. Además, el convenio nos respalda a la hora que venga el socio a reclamarnos cualquier cuestión relacionado el tema; pero asimismo, muchas veces nosotros asistimos a gente que no podía pagar el trabajo, siempre obviamente después de consultar con la comisión; siempre tratamos de ayudar porque nos conocemos todos y sabemos quién realmente necesita”, admitió.

DEFINIR QUIEN ES QUIEN

Ortega además advirtió que quien esté al frente de la asociación debe distinguir quien es pequeño productor y quién no. “El pequeño productor es el que vive de la chacra, y es a esa persona a la que hay que tratar de ayudarle mayormente. El municipio debe tener en cuenta este criterio al momento de otorgar la ayuda, porque lo que nos pasa es similar a lo que pasó con el tema de los pescadores, que quedaron sin poder salir a pescar y sin ingreso, es ahí donde se hace necesaria la ayuda del estado”, enfatizó.

También dejó entrever que es la primera vez que la Asociación de Pequeños Productores firma un convenio con el Municipio, a pesar de que siempre se trabajó en conjunto.

“Con el Ministerio de la Producción, por ejemplo, también siempre se trabajó, y tenemos actualmente algunos proyectos sobre los que estamos trabajando con la Sra. Pina Storti, es decir que estamos predispuestos a trabajar con los distintos organismos del estado, porque inclusive, nosotros tenemos en nuestro poder maquinaria que es del Ministerio, que tan útil nos son”, indicó.

“Cabe destacar que en La Curtiembre se anotaron para recibir la ayuda conseguida a través de la firma de este convenio alrededor de 30 familias, y entre los tres parajes ya superaban los 80 interesados. Creemos que van a haber más de 100 anotados”, afirmó.

Paralelamente contó que lo más fuerte de La Curtiembre es la producción hortícola. “Desde la rotonda Del Indio hacia el Sur hay muchas huertas, hay familias enteras que viven de la huerta, y en estos tiempos de crisis es necesario ayudarles porque las ventas han caído, y en consecuencia sus ingresos. Están los Artemán, Silvero, Romero, entre otros”, señaló.

Luego añadió: “Para nosotros la chacra es como “el bolichito” porque plantamos zapallos, mandiocas, hacemos hortalizas, y paralelamente criamos gallinas, cerdos, vacas, ovejas, es decir, tenemos en la chacra de todo un poco. Digo esto, porque muchas veces vinieron ingenieros agrónomos a sugerirnos que cada uno se dedique a una sola variedad, a una sola especie, para que todo no hagamos lo mismo; pero qué haces cuando no te da la mandioca, por ejemplo, o te falla el maíz. En definitiva, la gente de las chacras ya tiene su forma de trabajar, y no nos van a cambiar nada; la única forma de cambiar nuestra realidad es con la ayuda, y que esta ayuda sea controlada, que haya un seguimiento”, sugirió.

También dijo que sería interesante que haya financiamiento para la compra de la semilla, que es lo que más le cuesta conseguir a los pequeños productores. “Nosotros estamos de acuerdo en que no todo siempre tiene que ser gratis”, aclaró.

Dicho esto, insistió en que la única manera de que la chacra les sea rentable es plantar de todo un poco; y valoró el hecho de contar con la Feria Franca donde todo lo que se produce en la chacra se puede vender. “La Feria Franca es un recurso muy importante para nosotros”, reconoció.

“La Feria Franca es una alternativa muy interesante, y nos cambió totalmente nuestra forma de vender, es decir la parte de la comercialización. Hay gente que ya tiene toda su producción acomodada, es decir que lleva a algún comercio o a algún cliente la entrega y vuelve a trabajar en la chacra, pero hay otros que no tienen esta opción y es ahí donde entra la Feria Franca”, expuso.

Seguidamente agregó: “Acá siempre vamos a estar abiertos para escuchar sugerencias y a aprender, pero que no venga un técnico a querernos hacer cambiar nuestra forma de trabajar; y no queremos que todo nos den gratuitamente, sino que haya facilidad para poder adquirir lo que necesitamos”.

“Yo no creo que haya entre la gente que va a pedir ayuda en la municipalidad muchos pequeños productores o gente de la chacra, porque nos arreglamos de alguna manera u otra. El año pasado, por ejemplo, no tuvimos la ayuda el municipio para hacer el maíz, y lo hicimos igual, aunque hayamos hecho menos. En fin, el pequeño productor esta más abocado a su trabajo en la chacra esta siempre ocupado, y por eso es interesante que el estado se acerque a escuchar qué es lo que necesitamos”, subrayó.

Lo único que por ahí solemos pedir es que nos arreglen los caminos, que nos limpien los desagües, un poco de seguridad, y alumbrado en las zonas más necesarias. El alumbrado principalmente porque ahora hay mucha más gente viviendo en las chacras, y hay gurisada que asisten a la escuela en horario nocturno. En cuanto a la seguridad me refiero a algunas recorridas periódicas, aunque se, de la Policía, para evitar el abigeato, por ejemplo”, puntualizó.

 


© 2008- 2020 - www.digitalsantotome.com.ar - Santo Tomé - Corrientes - Argentina

Contacto: digitalsantotome@gmail.com

Desarrollado Por Pipet Sistemas