Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter Compartir este artículo en Linkedin


11-02-2021

PESE AL BUEN MOMENTO DEL SECTOR

Empresario maderero insiste en que es necesaria una flexibilización laboral e impositiva

SANTO TOME. El empresario maderero Raúl Sessa, trazó un panorama del sector, y si bien destacó el crecimiento de la actividad maderera en los últimos tiempos, pidió que “este buen momento económico” no tape los problemas de fondo que tiene el sector como ser la necesidad de acceso al crédito, leyes laborales más flexibles, menos impuestos, entre otros reclamos. Advirtió que las pymes no tienen la misma espalda que las grandes empresas, y que en materia de exportación se le dificulta competir con países como Brasil y Chile. Cuestionó duramente medidas adoptadas por el gobierno como la doble indemnización, y aseguró que este tipo de leyes perjudica a los empleados. También criticó a las empresas en "negro" a las que calificó como un problema social; y dijo que la instalación de la Planta de Energía a base de Biomasa en Santo Tomé es sumamente importante para que ellos puedan vender el subproducto de la cadena, y mejorar así sus maquinarias.


En declaraciones a un medio televisivo local, el vicepresidente de la Asociación de Industriales de la Madera y Afines de Santo Tomé Raúl Sessa, manifestaba que “el sector realmente es un privilegiado; tuvimos un muy buen año, el 2020 fue muy bueno para nosotros, porque el sector se pudo afirmar en las exportaciones y a la vez el mercado interno trabajó muy bien. Lo que no quisiéramos es que este momento bueno tape los problemas que tiene el sector, sino que se los vaya solucionándolos; no podemos olvidarnos de los varios problemas que aquejan a los madereros, especialmente en Santo Tomé el tema de la Planta de Energía a base de Biomasa que para nosotros es realmente una necesidad” dijo en relación al proyecto de la firma Kuera que se encuentra paralizado hasta el momento. 

EXPORTACION

Acerca de las exportaciones que dan un gran respiro a la actividad, el empresario platense sostuvo que “si hablamos de exportación, cuesta mucho incursionar en el tema, cuesta mucho hacer clientes afuera, hay que cumplir mucho con los plazos, hay que cuidar mucho la calidad, es totalmente un sistema distinto al que trabajamos en Argentina, pero además es muy competitivo, hay que competir con Brasil, con Chile, y con otros países que están organizados de otra manera, que tienen otra espalda, que tienen acceso a créditos, que tienen leyes laborales más flexibles, y mejores leyes impositivas; entonces, yo creo que este momento es bueno para ir reviendo ciertas cosas, para ir revisando, para ir tomando medidas de fondo; yo creo que se hace indispensable una reunión entre los sindicatos, los empresarios pymes que son empresas chicas, que son guiadas por emprendedores, que se hacen a fuerza de pulmón, y para ellas es que tenemos que rever las leyes porque nosotros hasta ahora las leyes son las mismas para una pymes que para una empresa grande, es decir, nos emparejan en ese sentido lo que no es lógico porque una pymes hay cosas que no las puede soportar; un mal juicio laboral, por ejemplo, nos puede fundir, mientras que una empresa grande lo puede soportar con tranquilidad”, subrayó. 

MEDIDAS PARCHES

Luego añadió: “En Argentina hasta ahora las medidas que se vienen tomando son todas parches, como la doble indemnización, por ejemplo, que no lleva a nada y que nos complica; es decir, si nosotros miramos el problema de fondo, la pobreza, la inflación, todo eso proviene de la falta de empleo, porque no se crean empleos, y para crear empleo hay que crear confianza, y mientras sigamos con estas medidas raras eso no va a cambiar; y una pymes entre tomar gente y esperar, espera; entonces lo que tenemos que hacer es ponernos de acuerdo con los sindicatos, con el Ministerio de Trabajo y con las pymes y ver lo que realmente es más conveniente para cada sector. Cuando uno habla de reformas laborales y lo primero que dicen es que queremos embromar al empleado siendo que es totalmente lo opuesto, es decir, se trata de mejorar sin matar a las pymes, es muy simple, hay que poner ideas y la verdad que todavía no escuche ninguna idea buena por parte de las autoridades que vayan en ese camino”, señaló. 

BUSCAR CANALES DE DIALOGO

Consultado si este tema él lo planteó en la Asociación de Madereros de Santo Tomé o a otras asociaciones para ver si se puede avanzar en una presentación de manera conjunta, o buscar los canales de diálogo para ver qué se puede hacer el respecto, el empresario platense, manifestó: “Se habla mucho en las reuniones, en las conversaciones entre nosotros, es el tema diario podemos decir, pero hay muchos intereses, entonces, llegamos arriba pero es lo mismo que el trabajo en negro uno lo plantea allá arriba y la respuesta es un problema social, y depende de cómo se miren las cosas, porque es un problema social depende de qué lado se lo mire, porque también es un problema social para los que estamos en blanco, pagando impuestos y cumpliendo, que tenemos que competir con gente que esta en negro, que arranca con un 30 por ciento más bajo que nosotros en los costos, lo que es una competencia totalmente desleal que termina haciendo que la empresa que va por derecha tenga que achicarse, tenga que despedir gente, o no tomar más gente y no tienda a crecer; mientras que el que esta en negro no se preocupa en progresar, no se preocupa en mejorar de otra manera porque ya el beneficio lo tiene de por sí; entonces, yo creo que la función del sindicato en este momento sería detectar a los que están en negro y ponerlo en el sistema; lo mismo el Ministerio de Trabajo; las inspecciones cómo se hacen en Argentina, se inspecciona a los que están inscriptos, miran el listado de los inscriptos y salen a inspeccionar y a exigir todo, mientras que el que esta al lado en negro no figura en ninguna parte y no se lo controla no se lo aprieta de ninguna manera; esas son las cosas que hay que corregir. En la ley laboral hay un artículo que dice que si nosotros despedimos tenemos que indemnizar y esta bien, pero eso a veces se vuelve muy en contra del empleado, porque hace que el empresario no tome gente, se achique, en fin, es un artículo de la ley que perjudica muchísimo en el sentido de que se presta para que el empleado busque que lo despidan. Yo hace algún tiempo tomé un empleado que me vino a decir que se quería ir, le dije mándame el telegrama, y me dijo no, despídame usted porque sino no me pagan el plan, por supuesto que no lo despedí y se vio obligado a terminar renunciando; esas son las cosas que tenemos que evitar, esas son las cosas que tenemos que conversar”, advirtió. 

UN SOLO TEMA DE DISCUSION

En cuanto a que hay una cámara a nivel nacional FAIMA (Federación Argentina Industria de la Madera y Afines), y por qué esto nunca se planteó a nivel nacional, sostuvo: “Hace poco estuve conversando con un amigo que esta en la comisión que va a negociar las paritarias, y la pregunta mía fue si cuándo va a las paritarias se discute solamente el porcentaje del aumento o discuten otros factores, y la respuesta fue que no, que se discute solamente el tema del aumento, lo que es ridículo, porque si nosotros no mejoramos la forma y las condiciones de trabajo no podemos crecer, y si no crecemos no podemos mejorar los sueldos, entonces la realidad es que no nos dan margen de acción. Hay un montón de cosas que se pueden mejorar, pero hay que charlarlas y no se presta el momento, es decir, el sindicalismo no quiere hablar de reforma laboral porque no les conviene, y porque no están capacitados, y el gobierno tampoco hace nada como para llegar al diálogo, aunque Macri en su momento quiso impulsar una reforma y lo hiso con Vaca Muerta, yo creo que se tiene que insistir en la posibilidad de hacer acuerdo privados, por supuesto, con la participación de los sindicatos, del Ministerio de Trabajo, pero definitivamente tiene que ser un poco más elástica la cuestión porque no todas las empresas son iguales y no se puede dictar una ley para todos parejo, grandes, medianos, chicos; por eso digo que tiene que haber acuerdos privados por sectores. Acá se ponen las leyes y se pone pensando en el grande para castigar al capitalismo sin ver que acá es tan necesario el capital como el trabajo, no hay otra porque van de la mano, yo no puedo entender una empresa donde el empleado no vaya para adelante, no quiera colaborar, como no puedo entender un patrón que no les cumpla a los empleados porque para que funcione una empresa sí o sí tiene que haber voluntad de ambas partes, porque ni el empleado puede hacer nada sin capital, ni la empresa puede hacer nada sin empleados”, explicó.

PROYECTO KUERA 

En cuando a la presencia de este miércoles en Gdor. Virasoro de dos importantes funcionarios nacionales como son el Ministro del Interior y el Secretario de Energía, como así también el gobernador de la provincia dio a conocer que la gente de la Asociación Civil del Plan Estratégico Foresto Industrial de Corrientes (APEFIC) hizo llegar las inquietudes del sector, entre ellos, la necesidad de contar en Santo Tomé con la Planta de Energía a base de Biomasa. 

“El tema del emprendimiento de Kuera S.A. es un tema de conversación permanente; la Planta es muy importante porque volvimos a las exportaciones; nosotros competimos con Brasil, Brasil aparte de que su subproducto lo venden muy bien ellos tienen un crédito barato, otras leyes laborales, y nosotros tenemos que competir con ellos sin créditos, y la tecnología avanzó muchísimo y nosotros no podemos mejorar nuestras máquinas tecnológicamente hablando porque no tenemos medios, y el único medio que nos queda a nosotros es la vender del chip. Para que tengan una idea de lo que es el chip, en mi aserradero entran 16 camiones de rollos de pino por día, de esos 16 ocho de transforman en chip y ocho en maderas aserradas, es decir, mercadería que se vende, o sea que el 50 por ciento de mi materia prima termina tirada que, si lo pudiéramos vender bien, con esa plata podríamos invertir en maquinarias para poder competir con los brasileros. Es decir, si nosotros pensamos que el futuro esta en la exportación porque esa es la realidad porque el mercado argentino es chico y cada vez hay más aserraderos y aserraderos muy grandes como el que se va a instalar en Virasoro, que si bien dice que va a ser para exportar, no quita que mañana pueda terminar vendiendo también sus productos en el mercado interno, entonces, nosotros tenemos que buscar abrir el mercado, y para abrir el mercado tenemos que competir y no tenemos los medios; ahora estamos en un veranito bueno porque el precio se fue bastante arriba, en dólares, lo que hace que estemos bien, pero el mercado externo mañana baja el precio y todo se termina. Nosotros arrancamos el año en 230 dólares el cúbico y ahora esta en 300, pero eso no quita que para Junio baje de vuelta a 230, y ahí ya no vamos a poder competir más, entonces, nosotros trabajamos, nos esforzamos, abrimos un mercado, y después no lo podemos mantener. Encima tenemos impuestos en cuatro y medio por ciento que también habría  que evitarlo porque estamos haciendo mercado y nos ponen un impuesto, una especie de retención, y la verdad que es muy difícil competir de esta manera, y la pymes esta toda encadenada y es la que da trabajo al 80 por ciento de los trabajadores argentinos por lo que hay que apoyarlas de alguna manera y más a las que están exportando. 

MERCADO INTERNO

Respecto a que en el mercado interno se habla mucho de la construcción de casas de madera, se le preguntó qué porcentaje va a ese sector, a lo que respondió: “Es importante, es un nicho más donde se puede ubicar madera, pero yo creo que es muchísimo más importante la exportación si bien no le quito mérito a las viviendas, lo que pasa es que la exportación es mucho más volumen y mucho mejor precio” indicó. 

FLEXIBILIZACION LABORAL

Volviendo sobre el tema, insistió en que lo laboral es fundamental para que el sector maderero pueda crecer. “No queremos quitarles derechos a los empleados, inclusive yo creo que con la flexibilización de las leyes laborales la situación del empleado va a mejorar. A mí me gusta trabajar con ejemplos, y si yo quisiera darles a mis empleados un premio de 15 mil pesos por mes y se lo doy durante siete, ocho, nueve meses, y después cae el trabajo, yo no se los puedo sacar porque es un derecho adquirido, entonces la opción cuál es, no les doy ningún tipo de premio, y termina perjudicando al operario porque no les doy un poco más de plata por miedo a lo que va a pasar. Por eso, yo en mi caso la planifico a futuro y hay cosas que no se pueden planificar, el costo laboral yo no lo puedo planificar porque yo no sé mañana si un abogado no me va a inventar un juicio porque tienen las herramientas como para inventarlo, y no hablo porque me esté atajando, yo tengo más de 50 años trabajando en esto y nunca perdí un solo juicio laboral, simplemente hablo porque veo la necesidad de tener más seguridad en cómo plantear las cosas para yo organizar mi trabajo”, enfatizó.  

 


© 2008- 2021 - www.digitalsantotome.com.ar - Santo Tomé - Corrientes - Argentina

Contacto: digitalsantotome@gmail.com

Desarrollado Por Pipet Sistemas