Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter Compartir este artículo en Linkedin


14-12-2017

PRIMER CONFLICTO DE LA NUEVA GESTION

Obreros de las cuadrillas tomaron el corralón municipal reclamando por sus puestos de trabajo

SANTO TOME. Un grupo de más de 50 trabajadores que se desempeñan en las cuadrillas contratadas por el municipio de esta ciudad, tomaron en horas de la mañana de este jueves las instalaciones del corralón municipal en protesta por la medida tomada por las nuevas autoridades municipales de dejarlos cesantes, medida esta que se les notificó ayer miércoles a los encargados de las cuadrillas. La medida consistió en la toma del corralón lo que incluyó que ningún vehículo municipal pueda salir a trabajar, ni tampoco que nadie ingresase al predio. La medida de protesta comenzó a las 06.00 hs de la mañana, medida a la cual también se plegaron los empleados de planta permanente en adhesión a sus compañeros de trabajo. 


Los obreros en conflicto, efectivizaron la medida que habían anunciado días atrás cuando se rumoreaba que se iban a paralizar los trabajos y consecuentemente su fuente de trabajo peligraba. Este jueves, ningún vehículo de la comuna pudo salir a trabajar ni tampoco ingresar al predio. Solicitaban la presencia de las autoridades municipales para encontrar una solución. El que se hizo presente cerca de las 07 de la mañana, fue el secretario de obras públicas Oscar Lovera quien se interiorizó de la situación.

 

Así fue que cerca de las 09.30 hs de la mañana se entabló una negociación entre los encargados de las cuadrillas y autoridades comunales, arribándose a un acuerdo parcial para al menos poder destrabar la situación. La misma consiste en que habrá una reducción en los días de trabajo, es decir que una quincena trabaja una y la otra espera. Desde el municipio desconocen la relación laboral con los obreros, alegando que son obreros tercerizados.

 

Fuentes calificadas señalaron que la medida habría sido tomada por sugerencia del nuevo Secretario de Obras Públicas arquitecto Oscar Lovera quien le habría sugerido al jefe comunal. La protesta hizo que el Municipio diera marcha atrás con esta iniciativa, aunque se acordó cambios en la metodología de trabajo.

 

En tal sentido el nuevo jefe comunal Mariano Garay dio su punto de vista y señaló que “luego de una reunión con el arquitecto Lovera, que es el nuevo Secretario de Obras Públicas, ayer mantuve una entrevista con los contratistas que tenía el municipio, más precisamente, que venían realizando la tarea de construcción de casas; y les informé que estábamos analizando otra propuesta a implementar a partir del año que viene en cuanto a la construcción de vivienda que venía realizando el Municipio, y que por lo tanto, se les iba a abonar las quincenas y se iba a parar con esta actividad para cumplir con otras obligaciones más importantes como lo es el aguinaldo y los sueldos de los empleados municipales”.

 

“El aguinaldo y los sueldos de los empleados significa una erogación muy importante para las arcas del municipio; además tenemos obligaciones a cumplir con la gente del Carnaval, la coparticipación comienza a decrecer, y nosotros tenemos que ser responsable en ese sentido”, expresó.

 

Más allá de esto, se mostró sorprendido por la medida de fuerza, porque según informó, él personalmente les convocó a las personas afectadas, “convoque a los jefes de las personas que estaban manifestando hoy, y en principio habían mostrado señales de que entendieron y, sin embargo, me despiertan hoy temprano con esta novedad”, añadió.

 

Consultado concretamente qué fue lo que pasó, el intendente Garay comentó que “esta mañana cuando los empleados municipales llegaron a trabajar, se encontraron con estas personas que son trabajadores tercerizados, que cerraron los portones y no dejaron a salir ni ingresar a nadie”.

 

“Ante esta situación se pidió la intervención de la Policía de Provincia, y telefónicamente me transmitieron cuáles eran sus condiciones, y por una cuestión humanitaria más que nada, acordamos pagarles un monto un poco menor, pero que les serviría en principio para atender sus necesidades ya que la mayoría tienen familia y cuentas que pagar”.

 

Asimismo, advirtió que luego del mes de enero se va a rever el tema de las construcciones de viviendas. La idea es aplicar un criterio de trabajo nuevo, achicar costos y trabajar por avance de obras y no por quincena, “creo que es lo más justo”, enfatizó.

 

 “Todas estas medidas que se están tomando y que se van seguir tomando tienen como objetivo reordenar los fondos del municipio para poder hacer las obras que nos reclama la gente”, aseveró.

 

Luego reiteró que no se trata de empleados municipales, sino de obreros tercerizados que estaban trabajando en distintas obras, a las cuales se les pagaba por quincena.

 

Por su parte, los trabajadores damnificados puntualizaron que el intendente Garay no estaría cumpliendo con una promesa que les habría hecho cuando se realizó la fiesta del día del trabajador municipal, donde le aseguró que no iban a ser despedidos.

 

Al respecto respondió, “lo que pasa es que estas personas no son empleados municipales, y por lo tanto lo que se hizo no fue despedirlos, sino optar por un criterio que sea más beneficioso para el municipio.

 

En cuanto a qué fue lo que le hizo rever esta situación y tomar esta decisión inicial de no dejarlos en la calle manifestó que, a pesar de que no son empleados municipales son, en muchos casos, jefes de familias que tienen obligaciones que cumplir, pero insistió en que la idea es reorganizar los recursos del municipio para que sean más efectivos.

 

 

 


© 2008- 2018 - www.digitalsantotome.com.ar - Santo Tomé - Corrientes - Argentina

Contacto: digitalsantotome@gmail.com

Desarrollado Por Pipet Sistemas