Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter Compartir este artículo en Linkedin


04-04-2018

EN SAN CARLOS

Procesaron a vice y concejal por presunto ejercicio arbitrario de la función pública

.


En 2015, ambos funcionarios y un edil -cuyo mandato venció en diciembre del 2017- desconocieron a la entonces viceintendenta como presidenta del recinto y eligieron otras autoridades. Si bien meses después ella fue restituída en ese rol por el STJ, había realizado una denuncia penal.
 

Hace más de dos años se generó un conflicto de poderes cuando tres de los cinco concejales de San Carlos resolvieron desconocer a la viceintendenta como la presidenta del legislativo e hicieron una sesión paralela en la que eligieron otras autoridades. Esta medida que fue anulada posteriormente por el Superior Tribunal de Justicia, ahora es el fundamento de un fallo del Juzgado de Instrucción de Santo Tomé que los procesó por presunta asunción y ejercicio arbitrario de la función pública al ahora viceintendente, Diego Meabrio, el concejal Jacinto Benítez y el edil con mandato cumplido Luis Salinas.


“Si bien ya cesé en mis funciones en diciembre del año pasado, creo que es bueno que la Justicia pueda avanzar con este tipo de causas porque los funcionarios tienen que entender que deben cumplir las leyes. De lo contrario, cualquiera puede venir y usurpar un cargo de alguien que fue electo en las urnas por la gente”, dijo Nancy González. Haciendo referencia al dictamen judicial emitido días atrás por un conflicto de poderes que se generó el 9 de diciembre del 2015.
En aquella oportunidad, tal como lo venía realizando hasta ese momento, González presidió la sesión para la toma de juramento de los ediles. Pero ya al inicio, tres de los cinco integrantes del recinto -Meabrio, Benítez y Salinas- objetaron que la vice presidiera el Concejo porque sostenían que ese cargo debía ser ejercido por un concejal. Sin embargo, ella ratificó su postura basándose en la Ley Orgánica de Municipios y el artículo 220 de la Constitución, por lo que sólo sometió a votación la vicepresidencia primera y la segunda.

El primer lugar recayó en Alejandro Peralta y el segundo, en Librada Barrios, “porque Meabrio, Benítez y Salinas, se abstuvieron de votar. Esperaron que cerrara la sesión y nos fuéramos para hacer otra sesión paralela. Allí se reparten los cargos entre ellos y colocan a Meabrio como presidente”, contó en aquella oportunidad González a El Litoral. Asimismo, agregó que esa “irregularidad también afectó a la secretaria porque nombraron a otra”.

Presentación


A partir de esa situación, “en la que claramente usurparon mi cargo e inclusive emitieron resoluciones, es que planteé un conflicto de poderes ante al STJ”, rememoró González. Precisamente, en respuesta a esa presentación, “por unanimidad los ministros en un fallo del 25 de febrero del 2016, resolvieron restituir a la entonces viceintendenta como presidenta del Concejo”, especificó por su parte el abogado de la querella, Juan Manuel Cubilla.


Considerando este dictamen judicial, al reanudarse la actividad legislativa, el período ordinario de sesiones comenzó nuevamente con González presidiendo la sesión. No obstante, patrocinado por el citado letrado, la entonces viceintendenta realizó una denuncia penal en base a la cual -días atrás- el Juzgado de Instrucción de Santo Tomé resolvió procesar a Meabrio, Benítez y Salinas por presunta asunción y ejercicio arbitrario de la función pública. Un delito que, de acuerdo a la normativa vigente, prevé de un mes a un año de prisión e inhabilitación especial para ejercer la función pública por el doble de ese tiempo. 


“Vamos a informar de este dictamen al Ministerio de Educación ya que Meabrio, además de ser viceintendente, ejerce cargos en colegios de la localidad y lo mismo sucede con el concejal Benítez”, concluyó González.

Fuente: EL LITORAL

 


© 2008- 2018 - www.digitalsantotome.com.ar - Santo Tomé - Corrientes - Argentina

Contacto: digitalsantotome@gmail.com

Desarrollado Por Pipet Sistemas