Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter Compartir este artículo en Linkedin


16-04-2018

DESMANES, RUIDOS MOLESTOS Y OTROS PROBLEMAS

La Islita: Vecinos del lugar elevaron quejas a las autoridades municipales

SANTO TOME. El proyecto de recuperar la zona de La Islita que llevó adelante el Municipio se transformó en un problema para los vecinos del barrio Cerro y zonas aledañas quienes ahora sufren las consecuencias de los llamados “after” dónde jóvenes, luego de salir del boliche bailable se reúnen con vehículos con equipos de sonidos muy potentes, motos con escapes libres, etc. Los ruidos molestos se han vuelto una verdadera complicación para las autoridades y el problema se presenta no solo en La Islita sino en varios puntos de la ciudad.


 

“Lamentablemente, las cosas buenas siempre traen aparejadas cosas negativas, y en este caso, los vecinos de la zona cercana a La Islita están molestos por los ruidos de los escapes de las motos, y por la música a muy alto volumen en los vehículos. Por lo general, se trata de jóvenes que después que salen de los boliches se trasladan hasta La Islita. Es un problema reiterativo y obliga a la Dirección de Tránsito a tomar medidas más severas para que los jóvenes que se instalan ahí entiendan no pueden molestar a los vecinos” decía el Director de Tránsito Mario Rito Hernández.

“Nosotros no vamos a permitir que esto siga ocurriendo, vamos a actuar con el apoyo de la Policía de la Provincia, y vamos a buscar la colaboración también de la Prefectura Naval que tiene jurisdicción en la zona para que nos den apoyo”.

“Disfrutar de este espacio muy lindo que recuperó el Municipio debe tener un límite, principalmente en los decibeles en el que los jóvenes escuchan la música”, advirtió.

El del sonido de los vehículos es un problema recurrente en Santo Tomé, lo mismo ocurre en Plaza San Martín, y en la zona de la rotonda Del Indio, entre otras.

Ante esta situación, los vecinos del barrio Cerro y aledaños presentaron una nota dirigida al Municipio, a la Jueza de Faltas, a la Policía de la Provincia, y a la Prefectura local, a través de la cual exigen se regule todo lo que tenga que ver con ruidos molestos y el uso de pirotecnia.

“Solicitamos a la dirección de Transito sea más exigente y con controles más rigurosos principalmente en los horarios de salida de boliches bailables comúnmente llamados “after”, también reuniones que se realizan en el parque recreativo llamado “La Islita”, en horas de la madrugada y hasta el mediodía donde también participan vehículos con equipos de sonido adaptados que producen música con excesiva cantidad de decibeles; sugerimos encarecidamente que la Dirección de Transito acompañada por la fuerza que corresponda (Policía, Gendarmería, Prefectura), hagan los controles rigurosos y prohíban estas reuniones” manifiesta el documento.

La nota tiene una cantidad importante de firmas, y en tal sentido Hernández reconoció que es así porque el problema realmente existe.

“Todos los problemas que tenemos hoy en día es porque la sociedad ha venido perdiendo valores fundacionales que dieron origen y guiaron la vida de los pueblos por siglos, pero el consenso de la sociedad en cuanto a que no tiene que haber ruidos molestos es total, en otros aspectos por lo general la sociedad siempre esta dividida, pero en este no. Ante esta situación, en este esquema y atendiendo los reclamos justos y genuinos de los vecinos vamos a trabajar denodadamente para terminar con este problema”, aseguró.

Cabe destacar, que los ruidos molestos inician con los “jueves universitarios”, y continúa viernes, sábados y domingos; además de las vísperas de los feriados y feriados.

“Verdaderamente, los jóvenes hoy necesitan que se le ponga límites y la Dirección de Tránsito va a trabajar en este sentido con el apoyo de las fuerzas de seguridad, porque cuando uno va a las 06:00 de la mañana a La Islita hay ahí una cantidad importante de gente, la mayoría en avanzado estado de ebriedad, lo que no les permite entrar en razón. Creo que trabajando sostenidamente sobre el tema vamos a poder dar respuestas al reclamo de los vecinos, porque esto no lo podemos tolerar más”, enfatizó.

Rito Hernández aclaró además que la cuestión esta reglamentada por Ordenanza y que los decibeles permitidos son hasta 65. “Respetar los decibeles mejora mucho la calidad de vida de la población”.

Los vecinos afectados, por su parte, sugieren se realice una campaña informativa a la ciudadanía sobre las disposiciones legales en vigencia sobre los temas referidos.

 

 

 


© 2008- 2018 - www.digitalsantotome.com.ar - Santo Tomé - Corrientes - Argentina

Contacto: digitalsantotome@gmail.com

Desarrollado Por Pipet Sistemas