Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter Compartir este artículo en Linkedin


06-07-2018

FALLO DE LA CAMARA NACIONAL ELECTORAL

De actualizarse representación en Congreso, Corrientes debería sumar dos diputados

.


 

La Cámara Electoral requirió al Congreso nacional que extreme los recaudos para actualizar la base de representación de la Cámara de Diputados con relación al censo de población. De hacerse la actualización de acuerdo al censo y a la ley vigente, Corrientes sumaría dos diputados nacionales.

 

La Cámara Nacional Electoral resolvió hoy uno de los temas de mayor trascendencia histórica en materia de representación política. El caso se inició con la demanda de un elector de la provincia de Córdoba, que alegó que -por encontrarse desactualizada la cantidad de diputados que se eligen por distrito- el valor de su voto es inferior al de los ciudadanos de otras provincias.

La Cámara hizo lugar al planteo y requirió al Congreso de la Nación que extreme los recaudos para ejecutar el mandato constitucional establecido en el artículo 45 de la Constitución Nacional, que obliga ajustar la representación a los datos del censo.

De acuerdo con dicha norma, la Cámara de Diputados se compone de representantes elegidos directamente por el pueblo de las provincias y de la Ciudad de Buenos Aires, en una cantidad distribuida proporcionalmente al número de habitantes que tiene cada una de ellas.

Bajo este principio, explican los jueces que “cuanto más exacta sea la relación entre la población de la República y el número de sus diputados, más fielmente se respetará el sabio plan de organización del Poder Legislativo adoptado por la Constitución argentina”. Con este propósito, la Constitución Nacional dispone que “después de la realización de cada censo, el Congreso fijará la representación con arreglo al mismo, pudiendo aumentar pero no disminuir la base expresada por cada diputado” (art. 45).

Sin embargo, como se destaca en la sentencia, la actual composición de la Cámara de Diputados de la Nación está basada en los datos poblacionales de un censo realizado hace 38 años (1980), lo cual resulta anacrónico, pues no se actualizó con los censos posteriores. En la sentencia también se destaca que, más allá de la adecuación que debe realizarse, el número de diputados no necesariamente habría de variar en mucho -pues, como dice la norma constitucional, el Congreso podría elevar la base de cálculo- lo que denota lo innecesario de la modificación en la partida presupuestaria correspondiente para solventar el gasto que implicaría la puesta en función de los eventuales nuevos cargos.

Desde hace varios años en el Congreso se viene reclamando actualizar el número de representantes, que en el caso de Corrientes implicaría sumar dos diputados.

El artículo 45 de la Constitución dice que el reparto de bancas debe ajustarse después de cada censo, la distribución no se modifica desde 1983. Conforme a la ley 22.847 la base actual de representación es de un diputado por cada 161.000 habitantes o fracción no menor de 80.500, y el mínimo es de cinco por cada distrito.

Si se determinara la cifra según los parámetros fijados en la ley sancionada ese año, pero de acuerdo con el censo de 2010, la Cámara baja pasaría a tener 312 diputados, 55 más que en la actualidad.

Actualmente existen 16 distritos que están sobrerrepresentados y cinco que están subrepresentados.

Los que tienen menos diputados que los que les corresponderían son los distritos más poblados: las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Salta y Mendoza. Los que tienen diputados de más son los de menos población, entre ellos Tierra del Fuego, Santa Cruz, La Pampa y Catamarca. La excepción en ese grupo es la Ciudad de Buenos Aires. Según su población actual debería tener 21 diputados, pero cuenta con 25. Eso la convierte en el segundo distrito con más diputados, pese a que es el cuarto en población.

Por lejos, la provincia más perjudicada por el actual reparto es la de Buenos Aires: con más de 15 millones de habitantes, debería tener 100 diputados, pero cuenta con 70.

La lógica del Parlamento bicameral es que la representación en el Senado es igualitaria por provincia y en la Cámara baja responde a la población. Pero para contrarrestar la gran disparidad de población entre los distritos, se dispuso que se agregarían tres diputados por provincia y que ningún distrito podía tener menos de cinco bancas. Si se calculara según el censo de 2010, ganarían diputados Buenos Aires (30), Córdoba (6), Santa Fe (4), Salta (4) y Mendoza (3). Si se mantuvieran las cláusulas distorsivas de la ley, una forma de atenuar las tensiones del debate, sólo perdería la Ciudad de Buenos Aires, que debería resignar cuatro bancas.

En el caso de la región NEA, a Corrientes le correspondería dos bancas adicionales, mientras que tanto a Misiones como a Chaco le corresponderían ser asignados 10 escaños en lugar de 7.

Formosa tendría que recibir un diputado adicional.

Esto ocurriría si se respeta el Censo 2010 y la representación de un diputado por cada 161.000 habitantes, pero otra posibilidad sería que no se modifique la cantidad total de diputados sino la representación por provincias. 

Fuente: Momarandu.com


© 2008- 2018 - www.digitalsantotome.com.ar - Santo Tomé - Corrientes - Argentina

Contacto: digitalsantotome@gmail.com

Desarrollado Por Pipet Sistemas