Diputado nacional Manuel Aguirre (UCR) adelanta su rechazo a la delegación de poderes

CORRIENTES. El diputado nacional Manuel Aguirre expresó su preocupación por las propuestas que el Presidente Javier Milei introdujo en el DNU y en la Ley Óminbus al parlamento nacional.

El diputado nacional por Corrientes, Manuel Aguirre, manifestó su inquietud respecto a las propuestas presentadas por el presidente Javier Milei en el marco del proyecto «Bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos».

Aguirre señaló, a través de una carta de opinión, en específico, su preocupación sobre el artículo 3 de dicho proyecto, el cual busca una delegación de facultades amplias por un periodo de 4 años.

El legislador hizo hincapié en las posibles implicaciones de este artículo en relación con los principios republicanos y la división de poderes, destacando que dicha propuesta contradice la Constitución Nacional al permitir la delegación legislativa en el Poder Ejecutivo, pese a estar expresamente prohibida.

SIN UNA «FILOSOFÍA CLARA»

Asimismo, Aguirre subrayó que las 351 páginas y 664 artículos del proyecto presentan una redacción deficiente, confusión filosófica y una falta de comprensión histórica.

En sus declaraciones, el diputado Aguirre resaltó la importancia histórica de la separación de poderes, un principio fundamental desde la obra «El espíritu de las Leyes» de Montesquieu en 1748.

En relación con la propuesta del Poder Ejecutivo, Aguirre advirtió sobre un posible retroceso a épocas anteriores al siglo XVIII, desestimando la valiosa herencia de la República y la división de poderes. Además, hizo hincapié en el peligro de abandonar la filosofía republicana que ha guiado a la humanidad durante siglos.

DELEGAR NO ES UNA NESECIDAD DEL PUEBLO

Aguirre argumentó que la delegación propuesta no responde a las necesidades actuales y que el Poder Ejecutivo debe enfocarse en sus responsabilidades económicas y en combatir la inflación sin requerir amplias facultades legislativas.

Con un rechazo explícito, consideró la idea de delegar funciones como equivalente a renunciar a su cargo como representante del pueblo. Destacó que el Congreso es el contrapeso necesario frente a las amplias facultades del Poder Ejecutivo, y delegarlas implicaría renunciar a la esencia misma de su mandato.

Finalmente, Aguirre reiteró su compromiso con la división de poderes, la república y el federalismo, asegurando que no dejará sin representación ni indefensa a su provincia y conciudadanos, cumpliendo con su responsabilidad institucional y el compromiso asumido ante su pueblo.

Fuente: Momarandu.com

Compartir nota