Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter Compartir este artículo en Linkedin


13-11-2022

PABLO VERÓN, COORDINADOR DEL AREA DE INCENDIOS

Advierten que el déficit hídrico que se registra en la zona, alimenta la posibilidad de que se produzcan incendios

SANTO TOME. Pablo Verón, el Director de Coordinación del área de Incendios de la Municipalidad trazó un panorama respecto a la situación que se avecina en cuanto a la sequía, y los riesgos de incendios, ante las bajas precipitaciones que se vienen registrando. Alertó que el panorama no es alentador y pidió a los vecinos, especialmente a los productores rurales no hacer quemas de ningún tipo en estas condiciones. “Lastimosamente, si no tenemos suficientes precipitaciones vamos a estar aproximándonos a un caldo ideal para los incendios: poca humedad, baja humedad relativa, cero agua en el ambiente, altas temperaturas, y fuertes vientos”, advirtió. Dijo que se esta trabajando en un plan de concientización, con los colegios, con los vecinos, armando planes de acciones de prevención en conjunto, planes de evacuación, y buscando tener bien definido los sectores críticos.


El funcionario municipal manifestó que “con el tema de la sequía desde el 2021 no se están recuperando las napas de agua a pesar de que en los meses de Marzo hasta Junio aproximadamente ha llovido bastante en la zona y venimos con un déficit hídrico importante. Podemos decir que esas lluvias fueron un paliativo, pero lamentablemente no se logró recuperar el caudal de las napas. La provincia de Corrientes se caracteriza por tener sus bañados sus humedales con una importante capa de agua sobre la superficie y podemos ver que en gran parte de la provincia esto ya no está por la falta de lluvias; en este momento tenemos en la provincia índices de muy alto a extremo del peligro de riesgos de incendios acentuado por esta sequía, y si bien tenemos por ahí alguna precipitación estas no son suficientes, solo ayuda a aplacar un poco, colabora con algo de humedad, nos da un respiro de dos días y después volvemos a las condiciones adversas, y por eso el riesgo de incendio que tenemos hoy en casi toda la provincia es muy alto, y necesitamos la colaboración, la conciencia de la población en general en no usar el fuego; hay una prohibición de quema que rige en la provincia desde el pasado 16 de Septiembre que esta en plena vigencia”, explicó. 

DESOYEN RECOMENDACIONES

Dicho esto, Verón dejó entrever que de igual manera la gente realiza quemas. “Hay gente que por necesidad lo hacen, otros por desidia, pero la verdad es que no tienen en cuenta las condiciones meteorológicas. Cuando hablamos de quemas controladas estamos hablando de que estamos quemando en tiempo y forma, es decir, cuando las condiciones climáticas son favorables al igual que la preparación del terreno. Lo que vemos en esta temporada extrema es que si se usa el fuego éste se dispara rápidamente y es incontrolable, o sea que de ninguna forma se puede ver como una quema controlada el uso del fuego en estas condiciones donde estamos en un estado crítico”, advirtió. 

DEFICIT HIDRICO

Luego añadió: “Esto es producto de la sequía y del déficit hídrico que venimos teniendo desde hace dos años, y el pronóstico no es para nada alentador porque para los próximos meses se esperan lluvias inferiores al 50 por ciento de lo que normalmente tendría que caer en estos meses, por lo que la situación se puede agravar muy rápidamente”.

MESES CRITICOS

A renglón seguido, Verón vaticinó que se “vienen los meses de Diciembre, Enero, y Febrero que son los meses más críticos. Lastimosamente, si no tenemos suficientes precipitaciones vamos a estar aproximándonos a un caldo ideal para los incendios poca humedad, baja humedad relativa, cero agua en el ambiente, altas temperaturas, y una de las cosas que cambió en los últimos años es la frecuencia de vientos de alta intensidad, o sea, se alinean todos los factores para que cualquier foco ígneo se transforme en un incendio de gran magnitud, por eso es nuestro reiterado pedido a la comunidad, principalmente a los productores, que no se use el fuego en estas condiciones”, enfatizó. 

IGUAL SITUACION QUE A COMIENZOS DE AÑO

Consultado si se podría dar una situación similar como la que se dio a principio de año, el responsable de Incendios de la comuna sostuvo: “Una de las ventajas que tenemos es que se nos han quemado más de 23 mil hectáreas en la zona Sur de Santo Tomé, o sea, los campos aledaños al sector urbano donde hubo muchas pérdidas de infraestructura y producción, es decir, el material que estaba disponible para la quema se quemó por lo que en la zona Sur tenemos baja intensidad de material ígneo pero en unos años más el pasto va a volver a crecer y vamos a tener las mismas condiciones. Si seguimos con déficit hídricos como los que tenemos en este tiempo vamos a estar realmente complicados, por eso estamos haciendo planificación y estamos monitoreando la altura de los materiales combustibles en diferentes zonas de chacras y campos vecinos como para ir definiendo cuáles son los puntos de riesgos y trazar un plan de acción sobre esos sectores, lo que lo vamos a hacer en conjunto con los vecinos y la gente de Bomberos”, informó. 

EL FUEGO EN LA ZONA DE LA CURTIEMBRE

También recordó que a principios de años el fuego estuvo a punto de ingresar a un sector poblado que es la Curtiembre, un sector muy cercano al casco urbano. 

“La zona de la Curtiembre es una zona de pequeños productores que tienen sus parcelas de aproximadamente 16 hectáreas con diferentes tipos de producción, algunos con campos con pastura natural, en los incendios de a principio de año teníamos pavesas que volaban muchos quilómetros, por lo que el peligro era latente el municipio tomó acción en ese momento de mover lo que era su maquinaria del sector de Obras Públicas e hicimos una red de cortafuegos en forma de defensa y con la ayuda de Bomberos se pudo contener los focos que amenazaban la zona Sur de Santo Tomé si bien saltó una pavesa en un campo vecino rápidamente actuaron los vecinos y pudieron sofocar ese foco, pero realmente fue una situación muy crítica” enfatizó. 

¿QUE ES LA PAVESA?

“La pavesa es algo que se produce cuando hay un incendio; generalmente uno ve una columna de humo que levanta partículas que son impulsadas por el viento encendidas, suelen ser materiales más pesados que un pasto que puede llegar a ser una rama; el viento lo lleva a una distancia considerable del foco de incendio lo que, al caer encendido provoca nuevos focos, son llamado los focos secundarios de un incendio a los que hay que estar alertas, puede llegar a los cinco kilómetros del foco original de acuerdo a la fuerza del viento reinante en ese momento”, ilustró. 

Para finalizar agregó: “Estamos trabajando en un plan de concientización, trabajamos en los colegios, hemos dictado cursos técnicos en escuelas de Formación Rural desde donde los chicos salen con una preparación agraria, por lo que le sumamos el perfil a su carrera técnica de conocimiento del manejo del fuego, también nos estamos reuniendo con los vecinos armando planes de acciones de prevención en conjunto con los vecinos, planes de evacuación, y tener bien definido los sectores críticos”, subrayó. 


© 2008- 2022 - www.digitalsantotome.com.ar - Santo Tomé - Corrientes - Argentina

Contacto: digitalsantotome@gmail.com

Desarrollado Por Pipet Sistemas