Censura encubierta: “acuerdo de confidencialidad” en la Policía de Misiones

POSADAS. Durante los últimos días, en un sobre cerrado y que debe devolverse con las mismas características y que contiene dos páginas que sólo pueden ser leídas y firmadas por el destinatario, la totalidad de los jefes policiales de la provincia comenzaron a recibir bajo el rótulo de “convenio”, una serie de directivas que los obligan a no brindar información de sus labores en la institución a nadie que no fueran sus autoridades superiores, y serán pasibles de duras sanciones que incluirían la exoneración.

El polémico documento al que PRIMERA EDICIÓN tuvo acceso, comprende cinco cláusulas que se caratulan como “Convenio de aceptación de la política de seguridad de la información, confidencialidad, utilización de recursos informáticos de la Policía de la Provincia de Misiones” (todo SIC).

De acuerdo a las consultas realizadas, la intención de la medida es que por “confidencialidad” se interprete el absoluto silencio de los funcionarios públicos, en este caso efectivos policiales, sobre sus labores y tareas.

Estipula que únicamente podrán comunicar o aportar información a quienes corresponda, por supuesto de acuerdo al “convenio”, a las autoridades superiores dentro de la institución.

En la cláusula tercera del documento se les advierte que sus dispositivos informáticos serán “objetos de constante monitoreo en forma remota o directa, sin previo aviso”. A buen entendedor: computadoras y teléfonos celulares podrían ser “observados” sin queja alguna que se intermedie.

Fuentes consultadas por este Diario adelantaron que el “convenio” fue recibido como un documento de presión directa, y que solapadamente apunta a “subordinar” hasta a las personas de contacto habitual con las que los oficiales y comisarios se relacionan dentro y fuera de la fuerza de seguridad.

En el inciso B de la segunda cláusula, los funcionarios deben aceptar y proclamarse en que se “abstendrán y no permitirán” que la información trascienda a la institución, salvo que “el propietario de la información”(SIC) así lo permita o esté pautado previamente.

En la cláusula primera se establece (inciso C) que “cualquier tipo de información técnica, jurídica, financiera, tecnológica, logística y de cualquier otra naturaleza presente y futura de la Policía de Misiones”, debe ser interpretada como “información confidencial”.

“Toda información”

Pero aún es más llamativo el convenio cuando remarca que: “Información Confidencial comprende de manera colectiva, toda la información que sea suministrada por la Policía de Misiones al suscripto, adquirida en el ejercicio o con motivo del ejercicio de funciones, comprensiva a título enunciativo de todo dato, información, planificaciones, análisis, estudios, notas, recopilaciones, resúmenes, memorandos, mensajes, informes, conclusiones, dictámenes, órdenes, comunicaciones internas o cualquier otro documento originado en la fuerza, relacionado con actividades propias de la institución”.

El malestar por el documento o “convenio” dentro de la policía comenzó a correr, no sólo por lo confusa de la imposición, sino también por las advertencias de manera paralela que recibieron quienes deben firmarlo y que apuntaría garantizar su obediente silencio.

Fuente: Primera Edición

Compartir nota

Publicaciones Similares