Productora ganadera denuncia inacción policial y judicial ante el robo de más de treinta animales vacunos

SANTO TOME. Mirta Niz, la propietaria de la estancia Rosa Guarú salió a denunciar públicamente una traumática situación que viene atravesando desde  fines del mes de abril del presente año cuando se percató que le faltaban 24 animales vacunos y otras nueve cabezas de otro productor que pastoreaban en su campo. Ante tal situación, pretendió denunciar vanamente lo sucedido ante la Delegación PRIAR primeramente y luego lo hizo ante la Fiscalía de Instrucción. La productora habría intentado vanamente que agentes del PRIAR la acompañaran a constatar que dentro de su propiedad había animales ajenos y que sus dueños ingresaban ilegalmente a sus tierras para depositarlas allí. Lo grave, de acuerdo a lo que manifiesta en su relato es que en ocasión que ella formulaba la denuncia en la Fiscalía, el Fiscal habría dado aviso el Jefe del PRIAR local para que mande a sacar los animales ajenos a la firma, dejándole sin la posibilidad de probar lo que denunciaba. Un efectivo del PRIAR de apellido Gutiérrez inclusive habría ingresado a la propiedad sin orden judicial para ayudar a sacar la hacienda. El Fiscal habría minimizado la cuestión sugiriendo que ella se auto robó. La productora señaló además que desde abril cuando ocurrió todo lo señalado, ella se maneja con custodia por temor que le ocurra algo a ella y a su hijo.

LOS HECHOS

En la oportunidad la hacendada sostuvo en declaraciones a un medio televisivo de la capital provincial que “quiero expresar mi inconformidad con la justicia porque, como es de público conocimiento, el pasado 27 de  Abril me acerqué a la Fiscalía a denunciar el robo de 24 vaquillas de mi establecimiento que está a 10 kilómetros de la Ruta Nac. 14, junto con nueve (9) cabezas de otro propietario el señor Ati Kigental que hacen un total de 33 animales, es decir, la carga de una jaula de camión, pero lamentablemente hasta la fecha la investigación no ha avanzado. Recuerdo que cuando yo estaba realizando la denuncia, personal de mi campo detectó que había dentro del establecimiento como cinco o seis marcas ajenas, es decir, animales que eran depositados en nuestra estancia, entre ellos animales del señor Pedro Alves y otros de un personal suyo de apellido Silva, y es algo que yo hace año vengo buscando que la Policía me tome la denuncia, pero el PRIAR siquiera se hizo presente alguna vez a constatar esta situación, en definitiva, fue eso lo que me llevó a radicar la denuncia en la Fiscalía y a acusar directamente a estas dos personas (Alves y Silva) porque ellos ingresaban permanentemente sin miramiento alguno a nuestro campo, y esta claro que, cuando juntaron sus animales, llevaron los también los nuestros” aseveró Mirta Niz.

ELIMINAR LAS PRUEBAS

A renglón seguido, la productora señaló: “A raíz de este hecho, esta gente se presenta esa misma mañana que yo estaba haciendo la denuncia en la Fiscalía en el campo y saca sus animales lo que fue constatado por el señor Kigental que nos estaba ayudando; el señor Silva (personal de Pedro Alves), ingresó a nuestra estancia junto con otros compañeros de trabajo, sin autorización y sustrajo animales, y cuando fueron abordados por nuestro personal les dijeron que lo estaban haciendo porque la Policía les mandó. Ese mismo día a la siesta, mi hijo Benjamín se percata que había mucha gente en una forestación de nuestra propiedad junto con efectivos de la Policía por lo que me dirijo al campo y en la oportunidad me rompieron los vidrios de la camioneta que yo andaba, lo que me obligó a ampliar la denuncia, en un claro intento de homicidio porque además me habían aflojado una rueda delantera de la camioneta cosa que me percaté más tarde. Ese día, cuando llego al campo dejé mi camioneta en la entrada y me trasladé con mi hijo a la forestación donde estaban estas personas y le pedí explicaciones al señor Alves sobre lo que estaba haciendo allí, a lo que él niega que esa forestación fuera de mi propiedad, y luego se retira. Después viene la Policía y se apersona un efectivo del PRIAR de apellido Gutiérrez quien dijo estar a cargo del operativo, por lo que yo le solicité la orden de allanamiento respectiva ya que estaban dentro de mi propiedad, y él dijo que no la necesitaba porque tenía orden del Jefe de la Delegación PRIAR, el Comisario Sosa, por lo que al día siguiente tuve que dirigirme a ampliar la denuncia e incluir al agente Gutiérrez y al comisario Sosa también en la denuncia; pero ese día sale la Policía junto con el señor Alves cerca de las siete de la tarde y cuando salgo hasta la entrada donde había dejado mi camioneta me encuentro con que la habían roto lo que me generó una crisis de nervios, no podía venir a más de 30 kilómetros por hora porque no se veía nada y podía caerme el vidrio encima, todo esto consta en el expediente de la denuncia, pero la causa nunca avanzó. La verdad que es muy llamativo lo que pasa, porque antes cuando yo le pedía encarecidamente al PRIAR que me tome la denuncia no me querían tomar, no querían ni ir a ver de quien era la hacienda que estaba en mi campo, por más de un año intenté que el PRIAR actuara y no logré nada, y ahora de repente aparece el agente Gutiérrez dentro de mi estancia avisándole al señor Alves que saque sus animales porque yo radiqué una denuncia en la Fiscalía”.

CITACION DE LA FISCALIA

Indicó además que “el día 6 de Julio me llama el Fiscal Facundo Cabral, lo que me alegró porque pensamos que tenía novedad del ganado que nos sustrajeron, o algún avance en la causa al menos contra quienes atentaron contra mi vida y la de mi hijo, pero no, me llamó para minimizar la situación, y ni siquiera los acusados fueron a la audiencia que solicitó, y como si fuera poco dio a entender que yo muevo hacienda de forma ilegal, cosa que nunca lo hice, no es para nada verdad, y que, de la manera que me muevo moviendo la hacienda de forma ilegal de acuerdo a lo que le manifestó el comisario Sosa me pude haber auto robado, la verdad que esta actitud del Sr. Fiscal me molestó de sobremanera”, enfatizó.

REUNION CON JEFE POLICIAL DE CORRIENTES

Luego añadió: “El día 04 de mayo vino otro comisario, el comisario Sanchez desde Corrientes a participar de una reunión en la Sociedad Rural, más precisamente el Jefe del PRIAR a nivel provincial y en la oportunidad todos los ganaderos manifestaron su inquietud, su desconformidad con el comisario Sosa que no nos quiere tomar las denuncias, y yo aproveché para hacer pública la situación que me tocó vivir, el atropello a mi propiedad privada porque el comisario Sosa ordenó a su agente Gutiérrez ayudar al señor Alves y Silva a sacar la hacienda sin mi autorización, es decir, entraron a mi estancia sin permiso alguno y tengo testigo del hecho”, aseguró.

CUESTIONAMIENTOS AL PRIAR Y A LA FISCALÍA

Niz cargó fuertemente contra el PRIAR al manifestar: “Se supone que el PRIAR es la autoridad encargada de cuidarnos a los productores ganaderos, pero no es así, nunca tuvimos respuesta alguna cuando solicitamos su asistencia, y lo peor es que la Fiscalía tampoco actúa, prefieren minimizar la situación, ni siquiera citó a los acusados, y ahora da a entender de que yo muevo hacienda de forma ilegal y que, de esa manera, yo nomás me pude haber robado mis vacas, es increíble” sostuvo Mirta Niz.

PROBLEMAS CON LAS DENUNCIAS

En otro tramo de la entrevista, aseguró que “curiosamente, cuando vienen las autoridades de la Policía desde Corrientes, repiten como loros que si no hay denuncias no pueden actuar, porque solo pueden actuar con una orden judicial, cuando en realidad el comisario Sosa no nos quiere tomar las denuncias. Otro dato curioso es, si el comisario Sosa no tenía una orden judicial, ¿cómo mandó a su agente Gutiérrez a ingresar sin permiso a mi campo para ayudar al Sr. Silva a sacar su hacienda de mi propiedad? ingresaron hasta al lado de la mayoría donde están los corrales donde estaban encerrado los animales ajenos para probar la veracidad de mi denuncia.  Para ser claros, lo que le PRIAR hizo fue alertarlos y ayudarlos a sacar la hacienda de mi propiedad porque era la prueba de que lo que yo vengo denunciando era cierto, esa es la verdad, sin embargo, como si esto fuera poco, cuando le planteo esta situación al comisario Sosa, descubro que el que le avisó que yo estaba radicando la denuncia y el que mandó a sacar los animales fue el propio Fiscal “Yo fui a mando del Fiscal”, me dijo Sosa en la reunión; entonces, cuando yo fui a hacer la denuncia el Fiscal le dio la orden al PRIAR a que vaya a sacar los animales ajenos para que no haya prueba de lo que yo estaba denunciando, y eso fue lo que sucedió” subrayó.

Compartir nota

Publicaciones Similares